Insecticidas pueden reducir la vida de los insectos hasta en un 50%

Redacción Agro Orgánico

Brasil. – Un reciente estudio brasileño realizado por Colmeia Viva, iniciativa de la industria agroquímica en Sao Paulo, Brasil; indica que entre diciembre de 2018 y enero de 2019 se reportó la pérdida de unos 400 millones de abejas (aproximadamente 5 mil colonias) en la región de Rio Grande do Sul, estado más antártico del país sudamericano. 

Osmar Malaspina, profesor de la Universidad del Estado de Sao Paulo es el investigador principal de dicho proyecto; asimismo, los resultados del estudio fueron publicados en Scientific Reports.

El análisis sugiere que, incluso en niveles que son considerados no letales, el efecto de los pesticidas es una de las causas principales de disminución de colonias de abejas del territorio; la vida de dichos insectos se reduce hasta en 50%.

De igual forma, los investigadores encontraron que un fungicida que es “considerado seguro” para las abejas alteró el comportamiento de las obreras, causando un efecto adormecedor en los insectos, poniendo en peligro la supervivencia de toda la colonia.

A la par del trabajo con apicultores, agricultores y la industria agroquímica, los investigadores crearon un conjunto de acciones recomendadas para proteger a los colmenares, mejorar prácticas en la agricultura y garantizar seguridad máxima en la aplicación de dichos agroquímicos.

Los investigadores de Colmeia Viva, empezaron a medir los efectos de la exposición combinada al insecticida y el fungicida en las abejas. De esta forma, descubrieron que un fungicida específico no daña a las colonias de abejas cuando se pulveriza solo, pero se vuelve tóxico cuando está combinado con un determinado insecticida, alterando su comportamiento.

Por último, Elaine Cristina Mathias da Silva Zacarin, de la Universidad Federal de Sao Carlos, autora principal de la investigación, declaró: “lo que queremos descubrir es cómo la acción residual de los agroquímicos aplicados, incluso a niveles muy bajos, afecta a las abejas”.

Con información de: La Jornada

Anterior Inicia temporada de pesca de medusa bola de cañón
Siguiente Hongos son causantes de buena salud de bosques y cultivos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *