Durante los próximos tres meses, mujeres y hombres del territorio Cabécar adquirirán habilidades para la implementación de prácticas agroecológicas

San José. – Un grupo de 14 indígenas costarricenses del territorio Cabécar, de Grano de Oro de Chirripó, en la provincia de Cartago, y otras 18 mujeres en San Carlos, en Alajuela, cursan hoy diferentes especialidades en agroecología.

Durante los próximos tres meses, esas alumnas -quienes integran la séptima generación del programa Mujeres Semillas Gestoras de Vida- recibirán clases teóricas y prácticas, con el objetivo de adquirir habilidades para la implementación de prácticas agroecológicas y con ello asegurar la soberanía alimentaria de sus comunidades.

De manera articulada, las instituciones involucradas se encargan de la selección e inducción de las participantes en el proyecto, así como de la ayuda económica para cubrir los gastos de hospedaje, alimentación, transporte y aporte a sus hogares durante el trimestre que realizan la capacitación y se encuentren lejos de su familia.

En la inauguración del curso este martes en el Centro Especializado en Agricultura Orgánica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), en La Chinchilla de San Rafael de Oreamuno, Cartago, la indígena Ñari Ñack Maday contó que ella terminó con éxito el plan, pero decidió continuar estudiando en el INA para convertirse en técnica en agricultura orgánica.

“Tener la oportunidad de recibirlos a todos y contarles mi historia fue una gran sorpresa. Yo tomé la decisión de continuar, pese al gran sacrificio de no ver a mis hijos, pero como les dije, quiero aprovecharla al máximo y la experiencia ha sido maravillosa”, subrayó.

El presidente ejecutivo del INA, Andrés Valenciano, recordó que el programa ha graduado a 81 mujeres. Esto es muy significativo pues reconocemos la importancia del enfoque territorial que deben tener los servicios que ofrecemos al país, indicó.

De su lado, el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Juan Luis Bermúdez, comentó que desde el inicio de este Gobierno han insistido en que la mujer jefa de hogar debe ser el alma de la política social.

“Brindarles oportunidades para incorporarse al mundo del trabajo en condiciones de equidad significa impactar su vida y la de sus familias en sus territorios. Hacerlo de manera articulada nos permitirá cambiar la realidad y el futuro de esta población”, exaltó.

Adelantó que al finalizar el curso, cada egresada puede presentar un proyecto al IMAS para optar por una Idea Productiva y financiar la compra de materiales e insumos requeridos para consolidar sus ideas agroecoproductivos en las comunidades.

Asimismo, la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, recordó que esta formación está enfocada en derechos humanos, autoestima, violencia intrafamiliar, formas de salir de la violencia, enfermedades de transmisión sexual, métodos de planificación, autonomía, toma de decisiones, metas, planes de trabajo, identificación de oportunidades y proyecto de vida.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, quien encabezó el acto de inicio del curso, reafirmó el compromiso de su administración de articular la política social con una estrategia de formación y capacitación, que permita dar herramientas a la población, en especial a las mujeres, para su inserción laboral con equidad y la reactivación económica en los territorios, impactando en su calidad de vida.

Con información de Prensa Latina

Anterior Buenas razones para comprar alimentos ecológicos
Siguiente Aprueban actualización del marco regulatorio de plaguicidas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *