Los materiales fueron validados por el Inifap en la zona arrocera de Michoacán, con el objetivo de que pequeños productores obtengan más rendimientos que con la variedad convencional del grano

Redacción Agro Orgánico

Ciudad de México. – El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), desarrolla un proyecto nacional de semillas mejoradas de arroz enfocado en el mejoramiento genético y el tipo de grano determinado por la preferencia de los consumidores que, además, cumpla con calidad molinera, culinaria y nutricional.

En un comunicado, el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), informó que el estado de Michoacán fue elegido para validar los nuevos desarrollos, ya que cuenta con variedades de arroz estables de grano largo y delgado.

Tanto los ensayos experimentales como las parcelas de validación fueron conducidos en la zona productora de Michoacán en diferentes ciclos productivos y las evaluaciones se conformaron por diferentes genotipos, explicó el Inifap.

Al respecto, detalló que en el primer experimento se evaluaron los genotipos INIFLAR RT, FL05601 y Milagro Filipino (material convencional); en el segundo se evaluaron los genotipos FL06747, FL08224, INIFLAR R, INIFLAR RT, Marfil, Lombardía y Milagro Filipino; en el tercer experimento se evaluaron los genotipos Lombardía, FL08224 y Milagro Filipino, y en el cuarto los genotipos Marfil, Lombardía y Milagro Filipino.

Las líneas avanzadas de arroz de grano largo y delgado presentaron capacidad de adaptación a la zona productora de Michoacán, los tratamientos en FL06747, INIFLAR R y Lombardía mostraron mayor rendimiento de granza (cáscara de arroz) dentro de las evaluaciones en conjunto.

El tratamiento Lombardía, por la respuesta agronómica, logró tener estabilidad productiva y, por lo tanto, aporta elementos competitivos, además de que su altura es similar a la variedad convencional. 

En general, los materiales evaluados son prometedores para su establecimiento en Michoacán, indicaron los especialistas del Inifap, lo que da a los pequeños productores la oportunidad de establecerlos y asegurar mejores rendimientos que la variedad convencional.

Cabe señalar que a través del manejo de los materiales vegetativos provenientes del Fondo Latinoamericano de Arroz de Riego (FLAR), los investigadores del Inifap desarrollan tecnologías para evaluar, validar y liberar materiales genéticos de arroz para su producción en las regiones productoras de México.

En México, el consumo nacional de arroz es de 1.17 millones de toneladas anuales, con un consumo per cápita de 8.5 kilogramos.

Anterior Francia apuesta por una agricultura con menos fitosanitarios
Siguiente Emite la Secretaría de Hacienda reglas de operación para aseguramiento agropecuario

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *