Con motivo del Día Mundial del Comercio Justo, celebrado el segundo sábado del mes de mayo, Deutsche Welle entrevistó al CEO de Fairtrade International, el colombiano Darío Soto-Abril

¿Qué retos debe afrontar América Latina para desarrollar el comercio justo?

Entre los principales retos está crear conciencia en los países de la región sobre la importancia del comercio justo y los desafíos que enfrentan los agricultores y trabajadores a la hora de comercializar sus productos, no solo en mercados internacionales, sino también en los mercados de la región. Estos incluyen por ejemplo, ausencia de mecanismos regulatorios que den prioridad al trabajo agrícola, o de incentivos en los países de la región para la comercialización de productos sostenibles, entre otros.

¿Cuántas empresas de América Latina están vinculadas con el sello de Fairtrade?

Más de 2.400 compañías tienen licencia para el uso del logo de Fairtrade. Esto cubre alrededor de 30.000 productos. Fairtrade incluye toda la cadena de valor, desde el agricultor, pasando por los diferentes intermediarios comerciales, exportadores, importadores, comercializadores, etc.

Cerca de la mitad de los productores Fairtrade están en América Latina y el Caribe. En 2016 tuvimos 731 organizaciones certificadas en la región, en comparación a 444 en África y 236 en Asia. Los países latinoamericanos que cuentan con más agricultores y trabajadores Fairtrade incluyen Perú, Colombia, México, Republica Dominicana, Brasil y Honduras.

En Alemania se pueden comprar barras de chocolate por menos de un euro en el supermercado. ¿Cuán importante es el consumo responsable? ¿Qué nivel de concienciación existe en Europa, concretamente en Alemania?

Como consumidores, nosotros hacemos una elección con nuestras billeteras cada vez que decidimos comprar un producto. Los consumidores tenemos derecho a recibir información sobre la forma en la cual nuestras decisiones de compra afectan o favorecen a los agricultores.

La buena noticia es que los consumidores europeos cada vez tienen una mayor sensibilidad y conocimiento sobre el impacto de sus decisiones en materia de sostenibilidad. Acabamos de publicar un estudio que muestra que el 88% de los 5.000 consumidores europeos entrevistados espera que las grandes marcas tengan mayor responsabilidad en materia ambiental. El 84% espera que esta responsabilidad se dé también en el caso de la lucha contra la pobreza.

Igualmente, observamos que siete de cada diez están de acuerdo en que los gobiernos fomenten la compra de productos sostenibles. Esta investigación también incluyó entrevistas a tomadores de decisión europeos quienes coinciden en la importancia de un régimen regulatorio que promueva la sostenibilidad. Con más ciudadanos que exigen políticas sostenibles, predecimos que se incrementará la presión en los gobiernos europeos para actuar pronto en favor de los agricultores y trabajadores agrícolas.

La organización está revisando sus estándares de banano para asegurar que su aplicación está mejorando de las condiciones de vida de los productores.

Oxfam Alemania denunció que las cadenas de supermercados como Aldi, Edeka, Lidl y Rewe compraban bananas de proveedores en Ecuador que violan sistemáticamente los derechos de sus trabajadores. ¿Cómo Fairtrade está ayudando a mejorar las condiciones de los productores locales? ¿Qué hay detrás de una certificación de comercio justo?

Lidl se comprometió, en 2018, a comercializar solamente bananas Fairtrade en Alemania y otros países. Esta empresa muestra un interés por promover una competencia que no se enfoca en precios bajos, en detrimento de los agricultores del banano, sino en la mejora del ingreso de los agricultores que cultivan banano en los países de origen.

Los estándares de Fairtrade se enfocan en las libertades y derechos internacionalmente reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Las organizaciones de agricultores Fairtrade reciben el “Precio Mínimo Fairtrade” por la venta de sus productos, o el precio del mercado, en caso que este último sea más alto que aquel precio mínimo. También reciben la “Prima Fairtrade”, un valor adicional al precio, el cual se invierte para la implementación de proyectos de su elección o para complementar el salario.

Lee la entrevista completa aquí: https://www.dw.com/es/comercio-justo-consumidores-responsables-que-favorecen-a-los-agricultores-locales/a-48703712

Con información de DW

Anterior Alimentos en riesgo de desaparecer por el cambio climático
Siguiente Danone se enfoca en los orgánicos para crecer

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *