El Departamento de Comercio de Estados Unidos determinó que existen prácticas desleales en la venta de tomate en su mercado

Ciudad de México. – De acuerdo con el resultado preliminar de una investigación realizada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, “existen prácticas desleales en la venta de el tomate mexicano en el mercado estadounidense”, pues aseguran su precio está por debajo del precio real.

Con base en lo anterior, el organismo del gobierno estadounidense pretende incrementar la cuota compensatoria contra ese producto agrícola de 17.5 a 25.28 por ciento; además aspira a inspeccionar al 100% los 120 mil camiones que cruzan anualmente la frontera para transportar la hortaliza al país vecino del norte.

Mario Robles, director de la división de hortalizas de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), explicó que el método de investigación aplicado por el organismo estadounidense para las tres empresas es apropiado para bienes duraderos, no para perecederos. 

Al respecto, determinó que se debe aplicar un tratamiento metodológico diferente para cada uno de los investigados; y en un caso en particular, usó una combinación de ellas, para llegar a un margen de dumping mayor.

CAADES, así como otras asociaciones relacionadas al sector rural, denunciaron que el gobierno estadunidense busca inspeccionar todos los transportes terrestres que movilizan al jitomate a ese país.

“El Departamento de Comercio no quiere ceder en su postura de obligarnos a aceptar que los más de 120 mil camiones que usamos al año para la exportación de tomate a Estados Unidos, tengan que ser inspeccionados por calidad en la frontera en un plazo de hasta 72 horas, lo cual causaría un verdadero caos logístico en la exportación para el tomate y de otras mercancías”, aseguró Robles.

Acotó que las inspecciones de calidad entran en el ámbito gubernamental, porque la calidad es un atributo que no justifica el establecimiento de medidas de inspección a la importación.

De mismo modo, las organizaciones que representan a la industria del tomate, solicitaron a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) la aplicación de medidas espejo para que el departamento de comercio extranjero inspeccione la calidad del maíz, trigo, soya, sorgo, lácteos, fructosas, manzanas, peras, uvas, carne de res, puerco y aves.

“Le hemos pedido a la secretaría que ya es tiempo de que se proteja a nuestros productores de granos básicos; se coordinen las dependencias y se inicien investigaciones de subsidios a la importación de granos y cereales de ese país”, concluyó Robles.

Con información de: La Jornada 

Anterior Desperdicio de alimentos en México es de 26 billones de dólares anuales
Siguiente Presas y agricultura de Zacatecas están afectadas por la sequía

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *