Los productores mexicanos y el Departamento de Comercio de Estados Unidos firmaron un acuerdo final el pasado jueves

Ciudad de México. – Los productores mexicanos de tomate y el Departamento de Comercio de Estados Unidos firmaron un acuerdo final para suspender la investigación antidumping a las exportaciones de la hortaliza nacional.

Después de negociaciones intensas y un acuerdo en principio alcanzado el pasado 20 de agosto, los agricultores viajaron de nuevo a Washington para reunirse con representantes del secretario de Comercio, Wilbur Ross.

El propósito fue ponerle punto final al pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5%, el cual se reactivó el pasado 7 de mayo.

“El acuerdo fue muy difícil, pero pudimos asegurar una serie de disposiciones importantes que harán que funcione para nuestros distribuidores y clientes”, dijo Mario Robles, director de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES).

De acuerdo con información difundida en aquel país sobre el acuerdo, que se revisará en cinco años, ambas partes asumieron el compromiso de realizar las inspecciones en la frontera por parte del Departamento de Agricultura del vecino país y se harán de manera oportuna.

El Departamento de Comercio se comprometió también a que el programa de inspección, que no tiene efecto por al menos seis meses, se desarrollará e implementará en consulta con expertos del Departamento de Agricultura.

“Estas disposiciones ayudan a aliviar nuestra preocupación de que Estados Unidos estaba estableciendo una cuota de facto o restricción de volumen”, dijo Rosario Beltrán, presidenta de la CAADES.

Los productores mexicanos preservaron en el acuerdo la capacidad de vender directamente a minoristas estadounidenses y proteger los derechos de estos y otros compradores, para evitar daños en el caso poco frecuente de incumplimiento de la garantía.

“Fue muy importante para nosotros que nuestros clientes no pierdan sus opciones y estamos contentos de que Comercio esté de acuerdo”, dijo Salvador García, presidente de la asociación de productores de Baja California.

Sólo después de la cerveza y el aguacate, el tomate mexicano es el tercer producto agrícola de exportación y uno de cada dos hortalizas son consumidas en aquel país del otro lado de la frontera

La industria de tomate ha realizado inversiones significativas desde la implementación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, para convertirse en un sector altamente competitivo.

En 2018 estuvo cerca de los dos mil millones de dólares por sus exportaciones y el mercado estadounidense absorbió cerca de 95% de los envíos totales, de acuerdo con cifras oficiales.

Con información de: Notimex

Anterior Alertan sobre riesgos en producción y consumo de transgénicos
Siguiente Plántulas de Tetela del Monte, colectivo impulsor de plantas de ornato

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *