Esta innovación es tan poderosa como la citarabina, medicamento empleado en el tratamiento de algunos tipos de cáncer cuyo mecanismo se basa en interferir la síntesis de ADN, lo que dificulta la multiplicación de las células malignas

Redacción Agro Orgánico*

México. – Tras 10 años de investigación, académicos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crearon un híbrido de dos especies de chayotes, cuyo extracto crudo contiene un poderoso agente antitumoral y antineoplásico, es decir contra el cáncer, pero es amable con las células tumorales.

El extracto crudo del híbrido creado en el laboratorio es mil veces más potente que el de los ejemplares que pueden encontrarse en un mercado común; es decir, el potencial del híbrido universitario se valuó en líneas celulares leucémicas y células mononucleares de médula ósea de ratones normales y se comprobó que inhibió en gran medida la proliferación de algunas líneas celulares reproductoras del cáncer.

Edelmiro Santiago Osorio, experto en biología celular, describió que esta innovación es tan poderosa como la citarabina, medicamento empleado en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, cuyo mecanismo se basa en interferir la síntesis de ADN, lo que dificulta la multiplicación de las células malignas.

“A pesar de todo lo que se hace en laboratorio para combatir el cáncer seguimos con altas tasas de decesos; la estrategia que se ha seguido en los últimos años es buscar moléculas que bloqueen un punto particular dentro de la bioquímica del desarrollo de esa afección: los blancos moleculares, pero aún no tenemos los impactos esperados”, reconoció.

El universitario explicó que la idea de él y su equipo de trabajo es no buscar una sola molécula, sino tener un arsenal: “debemos encontrar la forma de atacar al mismo tiempo con varias moléculas en diferentes puntos de posible desarrollo de la célula tumoral”.

Esta línea de investigación, concluyó Edelmiro Santiago, inició en 2005 para sumar esfuerzos entre ingenieros agrónomos que investigaban el chayote para saber que otro efecto biológico podría tener, aparte de los beneficios alimenticios. 

*Con información de Agencia ID

Anterior CoMaBio y la FND apoyarán proyectos sostenibles de agrobiotecnología
Siguiente Desarrollos en el sector orgánico de México

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *