Ernesto Olvera es el primer mexicano que realiza una presentación sobre agricultura espacial en la NASA

México. – Ernesto Olvera, ingeniero mexicano, ha presentado una investigación que busca revolucionar la agricultura en el espacio y la alimentación de los astronautas.

Su proyecto podría ser un gran paso para las misiones espaciales de larga duración: con la mente en Marte.

El originario de Querétaro de 36 años de edad, es ingeniero en Mecatrónica en el Tecnológico Nacional de México (TecNM), especializado en iluminación artificial.

Olvera acaba de presentar un proyecto a la NASA para descubrir la manera en la que la luz afecta el crecimiento de las hortalizas, específicamente espinacas y lechugas. Por lo tanto, es el primer mexicano que realiza una presentación sobre agricultura espacial en la NASA.

La investigación estuvo seis semanas en espera de pasar un filtro de revisión. Todo esto antes de concertar la cita en el centro espacial ubicado en el Kennedy Space Center de Cabo Cañaveral, Estados Unidos.

El estudio comenzó en noviembre de 2018 y fue realizado en granjas de la Universidad de Texas A&M, en coordinación con el investigador Deland Myers, de la Facultad de Agricultura y Ciencias Humanas de dicha institución.

En la NASA buscan desarrollar ideas con el objetivo de producir alimentos que ayuden en la alimentación de los astronautas en misiones de larga duración.

Agricultura en el espacio

El crecimiento de plantas por medio de luz artificial (LED) es una de las medidas que se buscan desarrollar para la supervivencia en misiones espaciales.

Ernesto Olvera realizó los experimentos en una cabina con temperatura y luz controladas. La cabina alojó espinacas egipcias, plantadas individualmente en tres filas y expuestas a diferentes colores de luz azul, verde y amarilla.

Existen tres variables en el proyecto, las cuales permiten verificar los efectos del color de la luz y la densidad de las plantas:

Humedad relativa

Temperatura

CO2

Además, estudió otro conjunto de hortalizas que crecieron con temperatura y luz natural, con el fin de comparar ambos procesos. Cada día, Olvera registraba el contenido de nutrientes, crecimiento y otros cambios característicos de las plantas bajo estas variables.

Los resultados serán revisados a detalle por el Grupo de Investigadores de Producción de Plantas en el Espacio (Plant Production in Space Research Group), en espera de aprobación para pruebas en ambientes artificialmente creados.

Con información de Muy Interesante

Anterior Cimmyt y gobierno federal impulsan una agricultura sustentable e inclusiva
Siguiente Sinaloa espera resolución favorable en dumping del tomate

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *