Se busca que esta ley favorezca la actividad agrícola, la protección al medio ambiente y la salud humana

Redacción Agro Orgánico

Jalisco, México. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), instancias del gobierno de México y representantes del sector productivo iniciarán en breve mesas de trabajo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para que, con el apoyo de expertos calificados, integren un proyecto técnico que derive en una iniciativa que dé a México su primera e histórica Ley de Plaguicidas.

Se espera que esta ley sea el equivalente a cualquiera de las que han sido exitosas en el mundo y que favorezca la actividad agrícola, la protección al medio ambiente y la salud de los humanos, informó el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga.

Al inaugurar la Convención 2019 de la Asociación Mexicana de Semilleros A.C. (AMSAC), Trujillo resaltó la importancia de que el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) haya aceptado sumarse a esta iniciativa de la Sader para participar en la modernización de la regulación de plaguicidas en México y lograr un instrumento sólido, comparable con la de nuestros socios comerciales más avanzados en el tema.

“Es necesario concientizar a la sociedad de que la sanidad es un tema de todos porque una plaga devastadora no solo afecta la vida y la economía de los productores, sino que también puede generar problemas sociales y desestabilizar la economía de una zona o de todo un país”, explicó.

La aplicación de programas sanitarios ha permitido a México posicionarse como un gran productor de alimentos; por ejemplo, se comercializan anualmente más de dos mil millones de dólares de berries en 35 países.

En su intervención, el presidente del CNA, Bosco de la Vega, indicó que el sector agropecuario mantiene un crecimiento importante. Subrayó que es un sector con eficacia, que crece 11% al año en generación de empleo directo.

El titular del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en México, Diego Montenegro, expuso que el gran reto para la agricultura es ser más eficiente y sostenible para satisfacer la demanda de alimentos de la población mundial.

“Se debe producir más y mejor, con menos tierra, para lo cual es indispensable el desarrollo de nuevas tecnologías que lleguen a los productores”, afirmó.

Por su parte, el presidente de la AMSAC, Ángel Saavedra Martínez, en su ponencia “La ciencia de las semillas en México”, consideró que el trabajo coordinado con el gobierno y los investigadores es base fundamental para llevar a los productores nuevas tecnologías que eleven la productividad.

Anterior Cae 34% el volumen de exportación de aguacate
Siguiente Buscan ampliar exportación de agroalimentos de México a Qatar

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *