En investigaciones anteriores, los científicos han encontrado materiales orgánicos, azúcares y algunas otras moléculas consideradas precursoras de aminoácidos tanto en meteoritos como en cometas

EEUU. – Investigadores de Harvard, encolaboración con otros de Plex Corporation y Bruker Scientific LLC, afirmanhaber encontrado evidencia de una proteína de origen no terrestre en un meteorito.

En investigaciones anteriores, los científicos han encontrado materialesorgánicos, azúcares y algunas otras moléculas consideradas precursoras deaminoácidos tanto en meteoritos como en cometas, y también se han encontradoaminoácidos completamente formados en cometas y meteoritos.

Pero hasta ahora, no se habían encontrado proteínas dentro de un objeto extraterrestre. En este nuevo estudio, publicado en arXiv, los investigadores aportan evidencias del descubrimiento de una proteína llamada hemolitina dentro del meteorito Acfer 086 que se encontró en Argelia en 1990.

La proteína de hemolitina encontrada por los investigadores era pequeña y estaba compuesta principalmente de glicina y aminoácidos. También tenía átomos de oxígeno, litio y hierro en sus extremos, una disposición nunca antes vista.

El documento del equipo aún no ha sido revisado por pares, pero de confirmarse los hallazgos, su descubrimiento agregará otra pieza al rompecabezas que rodea el desarrollo de la vida en la Tierra.

Las proteínas se consideran elementos esenciales para el desarrollo de los seres vivos, y encontrar una en un meteorito refuerza las teorías que sugieren que la vida, o algo muy cercano a ella, llegó a la Tierra desde otro lugar del espacio.

Los químicos consideran que las proteínas son bastante complejas, lo que significa que muchas cosas tendrían que suceder por casualidad para la formación de proteínas. Para que la hemolitina se haya formado naturalmente en la configuración encontrada, se requeriría que la glicina se formara primero, tal vez en la superficie de los granos de polvo espacial.

Después de eso, el calor por medio de nubes moleculares podría haber inducido a unidades de glicina a comenzar a unirse en cadenas de polímeros, que en algún momento, podrían evolucionar en proteínas completamente formadas, informa ‘Science X Network’.

Los investigadores señalan que las agrupaciones de átomos en las puntas de la proteína forman un óxido de hierro que se ha visto en investigaciones anteriores para absorber fotones, un medio para dividir el agua en oxígeno e hidrógeno, produciendo así una fuente de energía que también sería necesaria para desarrollo de la vida.

Con información de: Europa Press

Previous Sinaloa apoyará a empresarios para la compra de plásticos biodegradables
Next Ni el jengibre o el ajo previenen (o curan) previenen la COVID-19

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *