La industria alimentaria afronta el desafío de lograr procesos más eficientes y sostenibles

México. – La población mundial alcanzará en 2030 los 8.600 millones de personas, según Naciones Unidas. Este crecimiento demográfico hace prever que la demanda de alimentos crecerá a cotas muy superiores a las actuales. Sólo en el caso de los productos cárnicos, la FAO calcula que la demanda de proteína animal se duplicará en 2050.

Como respuesta a la creciente demanda en todo el planeta, la industria alimentaria lanza al mercado cada año nuevos productos cuya formulación presenta un mayor porcentaje de proteínas y que, en el caso de España, son los más demandados por los jóvenes de entre 16 a 24 años, según Mintel.

Estas estimaciones ponen a las empresas de alimentación frente al reto, no sólo de buscar soluciones que supongan una alternativa a la proteína de origen animal, si no que aseguren la sostenibilidad de la cadena alimentaria a través de procesos más eficientes y sostenibles, acordes a la estrategia europea 2020.

Proteínas 2030: Diseñando nuevos alimentos sostenibles

Barritas con insectos, carne elaborada con proteínas vegetales, humus de leguminosas, pesto con cáñamo, snacks de algas…, son algunos de los productos innovadores elaborados con nuevas fuentes de proteínas, que se mostrarán en la jornada de innovación “Proteínas 2030: diseñando nuevos alimentos sostenibles” que se celebrará en AINIA el próximo 28 de marzo.

En la jornada, especialistas del sector de alimentación y bebidas, debatirán sobre el marco actual y las estrategias de innovación a nivel europeo en productos proteicos de alimentación; identificarán las principales tendencias en la demanda de estos productos; las nuevas fuentes de proteínas que ofrecen alternativas reales y cuál es el papel de la tecnología para poder transformarlas en nuevos ingredientes, capaces de garantizar una cadena de suministro más sostenible.

Según Beatriz Pérez, del departamento de Nuevos productos de AINIA: “el consumidor actual demanda alimentos naturales, ricos en proteínas, mínimamente procesados, con ingredientes reales que sean saludables y nutritivos, respetuosos con el medio ambiente y sostenibles. 

Por ello, el sector de alimentación, a través de la tecnología, debe hallar nuevas fuentes de proteínas que ofrezcan una respuesta satisfactoria a un consumidor que apuesta por la calidad nutricional de la proteína de origen vegetal, biotecnológica, de origen animal (insectos) e incluso fuentes más incipientes como los cultivos celulares”.

La jornada se dividirá en 4 grandes bloques temáticos: estrategias y tendencias, nuevas fuentes de proteínas, avances tecnológicos para obtención de nuevos ingredientes y consumidor.

Con información de Agencias

Anterior Canadá ofrece empleo a migrantes mexicanos
Siguiente Algunos alimentos no son tan saludables como parecen

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *