Habrán cinco modalidades de apoyo a productores de 15 estados 

Redacción Agro Orgánico

Yanga, Ver. (México). – Con 830 mil hectáreas cultivadas y más de 55 millones de toneladas cosechadas en 2018, México es el séptimo productor de caña de azúcar en el mundo y el número 31 en rendimientos por hectárea.

Debido a la importancia del cultivo, el 1 de junio pasado el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, anunció por medio de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) la implementación del programa Producción para el Bienestar, política que le dará sustentabilidad al cultivo y bienestar para las familias de 15 estados productores de caña. 

El programa buscará brindar un apoyo directo y sin intermediarios a un total de 170 mil cañeros inscritos en el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Consadesuca) /Sader, con 7 mil 300 pesos por productor, recurso que será depositado en cuentas bancarias o tarjetas de bienestar, explicó el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula

Según cifras de la Sader, más del 95% de dichos productores son de pequeña escala y se estima que el promedio nacional de tenencia de tierra por productor es de 4.8 hectáreas.

Tan sólo Yanga y municipios aledaños en el estado de Veracruz, albergan a más de 15 mil productores que cultivan 70 mil hectáreas de caña, lo que posiciona a Veracruz y Jalisco como los principales estados productores del país; también serán beneficiados San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Nayarit, Tamaulipas, Tabasco, Morelos, Puebla, Quintana Roo, Michoacán, Colima, Campeche y Sinaloa.

La Sader estimó que con el programa los productores beneficiarios apliquen el apoyo para mejorar su potencial productivo, por medio de 5 acciones que la dependencia promueve: renovación de cepas (siembra de caña), fertilización orgánica o inorgánica, manejo integrado de plagas y malezas, pago de labores culturales (pago de maquila, de maquinaria y pago de mano de obra) y pago de equipo o servicios de riego.

Asimismo, estas acciones buscarán fortalecer el ingreso de los cañeros ante la contingencia de los precios internacionales del azúcar (precios que en 2018 cayeron en 30%), y también sostener e impulsar el esfuerzo productivo y capacidad de resiliencia de la caña.

Anterior Investigadores protegen a murciélago polinizador de agave
Siguiente 250 mil caficultores recibirán recursos para producción sostenible

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *