Se trata de abonos o estiércol, con un alto contenido de nutrientes para fortalecer la planta y hacerla más productiva

Tamaulipas, México. – La utilización de insumos orgánicos como la gallinaza, el cirre o el guano, que no son más que excremento de aves de corral, de cabras y murciélagos, respectivamente, son fertilizantes naturales que, aplicados en las cantidades adecuadas, son muy benéficos para el cultivo.

Se trata de abonos o estiércol, con un alto contenido de nutrientes para fortalecer la planta y hacerla más productiva, pero que la mayoría no utiliza, pese a que está comprobado que sí funciona su uso.

Luciano Hernández Peña, responsable de un rancho agrícola en la región de Gustavo Díaz Ordaz, Tamaulipas, reconoció que combinar los nutrientes naturales con los cultivos, es una opción recomendable, porque la experiencia ha demostrado que esa mezcla, sí resulta favorable.

Sin embargo, de la materia orgánica antes mencionada, la que más se utiliza en la región, es la gallinaza, natural o procesada, quizá porque sea la más fácil de conseguir, ya sea en granjas o con distribuidores de ese abono.

Aunque algunos agricultores, también consiguen camiones de cirre, en los ranchos donde se producen cabras y borregos. 

Pero, el excremento más difícil de conseguir, es el guano, que es producir por los murciégalos, que son poco común en grandes cantidades en la región.

En donde hay más presencia de murciélagos es en unos túneles localizados en las márgenes de la presa Marte R. Gómez, pero en donde más se comercializan es en el estado de Chihuahua, en donde el habitad de los murciélagos es más propicio.

Hernández Peña, comentó que la gallinaza, por su mayor disponibilidad, es la mejor opción, y más en estos momentos, cuando se necesita nutrir la tierra, con miras al inicio del próximo ciclo agrícola. Argumenta que se han visto montículos de gallinaza, en numerosas parcelas de la región, en donde los productores se disponen a aplicarla, para enriquecer sus tierras.

En su experiencia, la aplicación de ese nutriente, es más recomendable hacerlo cuando se va a bordear o contrabordear la tierra, por ser el momento más propicio para que comience a trabajar.

“El ciclo agrícola que recién concluyó, no fue el que los hombres del campo esperaban, por eso es importante nutrir la tierra lo mejor posible, y el uso de gallinaza, guano o cirre, son una excelente opción, para fortalecer a los nutrientes tradicionales que se usarán para enriquecer la tierra”, concluyó.

Con información de: El Mañana

Anterior Desperdicios alimentarían a 820 millones de personas: ONU
Siguiente FAO y Danone impulsarán dietas y sistemas alimentarios sostenibles

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *