Se trata de dos biofertilizantes para la salud de suelo, CONTRIBUTE ibK y CONTRIBUTE Aid, basados en microorganismos

España. – La capacidad para mejorar la productividad y la salud del suelo utilizando una nueva y exclusiva selección de microorganismos autóctonos que permiten mineralizar la materia orgánica, solubilizar nutrientes y fijar el nitrógeno ambiental, disminuye la actual dependencia de abonos y fertilizantes de origen químico.

Por lo anterior, la empresa Alltech Crop Science destacó que los biofertilizantes de su línea Contribute contribuyen al desarrollo de la estrategia ‘Farm to Fork’ de la Comisión Europea, cuyo objetivo es disminuir el exceso de nutrientes en el medio ambiente que repercuten negativamente en la biodiversidad y en el clima, mediante la reducción del 20% en el uso de fertilizantes de origen mineral y orgánico para 2030 y reducir en un 50% las pérdidas de nutrientes sin alterar la fertilidad del suelo.

Con su línea de productos Contribute, la compañía participa en el proyecto Micro N para la aplicación de microorganismos para la fijación de nitrógeno ambiental. Este proyecto en su segundo año de estudio ha verificado la eficacia de la sustitución del 30% de la fertilización nitrogenada en diferentes cultivos. Esta reducción del 30% será aportada por microorganismos autóctonos cuya función, entre otras, es la de fijar nitrógeno ambiental que es aprovechado por las plantas de manera natural.

El nitrógeno –explicó Alltech– es el segundo macronutriente esencial para las plantas después del agua y es considerado un elemento vital imprescindible. Aunque es el componente más abundante en la atmósfera, no puede ser tomado directamente por los cultivos. Hasta ahora para conseguir que los cultivos asimilen el nitrógeno se han utilizado principalmente fertilizantes químicos basados en urea, amoniaco, óxido nitroso y nitrato, que se aplican al suelo para que las plantas lo asimilen a través de las raíces.

El uso de fertilizantes químicos tiene consecuencias negativas con el medio ambiente como la degradación de los suelos, gases de efecto invernadero generados por el óxido nitroso y el riesgo químico por contaminación de nitratos y eutrofización en el agua.

Con esta aprobación, la línea Contribute se convierte en una alternativa biológica para los cultivos, evitando el vertido de nitratos y fosfatos, entre otras sustancias, que repercuten negativamente en la biodiversidad y en el clima.

Una fuerte población de microorganismos beneficiosos esenciales para la productividad del suelo, reducen o eliminan sustancialmente los patógenos viables, mejoran el carbono y el pH del suelo, proporcionando a las plantas los nutrientes necesarios para su desarrollo durante la temporada de crecimiento, destacó la compañía.

Con información de: Interempresas

Previous Biorreactor utiliza azúcares para eliminar nitratos de residuos agrícolas
Next ¡Celebremos al aguacate!

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *