La Conferencia es considerada como el principal espacio en el mundo dedicado a definir, discutir y desarrollar el potencial de la bioeconomía para el desarrollo

Madrid. – América Latina aloja por primera vez en la historia la Conferencia Internacional sobre Bioeconomía Aplicada, en la cual se discuten las oportunidades de progreso de las comunidades rurales del continente a partir del desarrollo de industrias locales de base biológica.

La conferencia, que comenzó el lunes y terminó este miércoles, es organizada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con apoyo del Consorcio Internacional de Investigación en Bioeconomía Aplicada (ICABR, por sus siglas en inglés).

La Conferencia Internacional sobre Bioeconomía Aplicada es considerada como el principal espacio en el mundo dedicado a definir, discutir y desarrollar el potencial de la bioeconomía para el desarrollo y el evento concita cada año la participación y la atención de los profesionales de ciencias agronómicas y las universidadesy centros de enseñanza más importantes del mundo, explicó el IICA en un comunicado.

En el evento, en el que participan representantes del sector privado y público, se discuten temas como Políticas para el crecimiento bioeconómico en las Américas luego del COVID-19, cambio climático, medio ambiente y bioeconomía post COVID-19, el rol de la bioenergía post COVID-19, entre otros.

La Conferencia tenía como sede la provincia de Córdoba, Argentina, pero debido a la pandemia se lleva a cabo de forma virtual.

“Nos pusimos de acuerdo para utilizar la bioeconomía para la reconstrucción económica y reconstruirnos mejor que antes. Los países en los que antes había economías de crecimiento, ahora hay desempleo, depresión, declive económico. El cambio climático amplificó efectos de la pandemia. Creemos que la bioeconomía ofrece rutas para estimular el crecimiento y mitigar el cambio climático”, explicó el presidente del ICABR, Carl Pray.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Luis Basterra, expresó su“contundente apoyo” al concepto de la bieconomía, y celebró las iniciativas que habilitan la generación de bienes y servicios a partir de la biomasa.

“Las experiencias en Córdoba son el modo ordenado y eficiente de consolidar el concepto de bioeconomía: de lo local a lo global. Estas experiencias ocurren a lo largo del territorio argentino y me animo a decir que en todo el mundo está desarrollándose cada vez con más énfasis esta percepción de cómo llegar a una sociedad que cubra sus necesidades y aspiraciones, pero que lo haga de una manera sustentable”, dijo el ministro argentino.

El director general del IICA, Manuel Otero, destacó el potencial de la bioeconomía y remarcó que este enfoque abre la posibilidad de generar círculos virtuosos para convertir a las comunidades rurales de América en zonas de progreso a partir del desarrollo de industrias locales de base biológica.

“Tenemos la posibilidad de generar otros productos de origen biológico de alta demanda para las industrias energéticas, médicas, farmacéuticas, químicas”, aseguró Otero.

El director del IICA también resaltó el potencial de la bioeconomía para la reactivación y el posicionamiento estratégico de América Latina y el Caribe, para lo cual ofreció el apoyo del instituto para que los Estados miembros avancen hacia la formulación de políticas públicas y estrategias que permitan capitalizar los nuevos negocios de la bioeconomía.

Con información de: Efeagro

Previous México cuenta con 14 variedades mejoradas de amaranto
Next Cuidado de la piel con productos orgánicos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *