Apuestan estudiantes de BCS por producción orgánica


Los cultivos de los estudiantes son totalmente orgánicos y están libres de plaguicidas

Cultivos de los estudiantes son totalmente orgánicos
Cultivos de los estudiantes son totalmente orgánicos

La Paz, BCS (México). – Los estudiantes de la Ingeniería en Agronomía de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) José Luis Loa Zárate, Ramón Guzmán Orduño y José Luis González Pérez, están a cargo de cultivos de sorgo de caña delgada, maíz, frijol y sorgo de caña gruesa, mismos que han sido sembrados en el Campo Agrícola de la institución educativa, a fin de apostar a favor del desarrollo de producción agrícola y orgánica en la Universidad.

Los cultivos de los estudiantes son totalmente orgánicos y están libres de plaguicidas; al respecto, Ramón Guzmán comentó que algunas sustancias químicas de este tipo, que son utilizadas en los alimentos, ya sea vegetales, legumbres o frutas, pueden ocasionar graves problemas a la salud de los consumidores, e incluso cáncer.

“Hemos visto residuos de agroquímicos que llegan a las personas a través de los alimentos, ya que estos productos no se eliminan por completo y se van acumulando en bebés y personas adultas; los niveles de intoxicación son alarmantes”, comentó.

En ese sentido, los estudiantes comentaron que, a diferencia de los cultivos tradicionales, la agricultura orgánica practicada por los futuros agrónomos emplea fertilizantes que surgen de la lombricomposta, es decir, los residuos que se obtienen a partir de la crianza de gusanos.

“Nosotros lo que hacemos es inyectar a los cultivos por medio de una bomba sumergible, un compuesto que se denomina “lixiviado”, el cual surge de la actividad biológica de la lombriz y es totalmente natural”, con lo que consiguen evitar el uso de productos químicos según los universitarios, comentaron.

Los universitarios explicaron que, para lograr estos resultados, primero, antes de sembrar se trabaja el suelo con un implemento llamado “vibro”, que aflojan el suelo para que los nutrientes almacenados en la tierra puedan ser absorbidos fácilmente por la planta, y ésta no emplee su energía en encontrar los nutrimentos, si no en crecer.

Para sustituir el uso de los plaguicidas, cultivan diversos tipos de plantaciones, esto provoca una interacción entre organismos benéficos que se comen a aquellos que son considerados como una plaga, creando así una cadena alimenticia que mantiene un equilibrio natural.

Finalmente, los estudiantes manifestaron que sus productos, además de ser utilizados para consumo humano, también puede servir para alimentar ganado, y producir carne orgánica; sin embargo, este sistema aún no está establecido lo suficiente en la entidad.

Con información de BCS Noticias

Previous Cuba, “oasis” para la agricultura orgánica
Next Arroz dorado: ¿panacea o riesgo?

1 Comment

  1. Felicidades. Es bueno que exista este tipo de cultura alimentaria y más que esté siendo propuesta por jóvenes pues el futuro de la salud depende en gran medida de la alimentación y los productos del campo en general… ojalá todos los estudiantes fomenten este tipo de cultura

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *