Los alimentos orgánicos son demandados por consumidores más informados y conscientes, que buscan alimentos que sean más sanos y nutritivos, y que al mismo tiempo protejan el medio ambiente

Santiago de Chile. – Un reciente artículo publicado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura del Gobierno de Chile, señala que la producción orgánica ha seguido aumentando su crecimiento en un contexto de desarrollo de prácticas de producción más sustentables, donde este tipo de producción contribuye al cumplimiento de 9 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y donde ya hay evidencia científica que la agricultura orgánica contribuye a la mitigación del cambio climático.

Sumado a lo anterior, los alimentos orgánicos son demandados por consumidores más informados y conscientes, que buscan alimentos que sean más sanos y nutritivos, y que al mismo tiempo protejan el medio ambiente.

En este escenario, se espera que en los próximos años el crecimiento del consumo de productos orgánicos siga aumentando, impulsado por los EE.UU. y los países europeos, economías que continuarán dependiendo fuertemente de las importaciones, tanto para suplir la demanda de productos todo el año, como para completar la oferta con alimentos que no producen, como, por ejemplo, café, cacao, frutas tropicales, entre otros.

Al igual de lo que sucede con otros productos agrícolas, donde el principal factor de competencia está en la diferenciación y el valor agregado, en el caso de los productos orgánicos, esta competitividad se basa principalmente en la inocuidad de los productos, la sostenibilidad de la producción, y el cuidado del medio ambiente, características que los consumidores están exigiendo cada vez más, en especial, en esta época de pandemia , cuando la nutrición ha tomado un rol relevante en el cuidado de la salud de las personas. En este escenario, los productos orgánicos siguen teniendo una gran oportunidad y un gran potencial.

El gran desafío para Chile es apoyar y seguir avanzando en el desarrollo de la producción orgánica, incrementando tanto la oferta de productos como la demanda de éstos, en especial en el mercado interno. En este sentido, es importante destacar que en el país existen 22 Organizaciones de Agricultores Ecológicos con auto certificación, que, junto con otras pequeñas y medianas empresas, están produciendo para satisfacer la demanda interna y comercializando sus productos directamente a los consumidores, en ferias locales y adaptándose a las ventas por internet.

Cifras

Las últimas estadísticas internacionales indican que la superficie de agricultura orgánica sigue creciendo en el mundo alcanzando el 2019 las 72.285.656 hectáreas, un 1,6% superior con respecto a las 71.400.000 hectáreas reportadas el 2018. Estas superficies son manejadas por más de 2,8 millones de productores. Oceanía concentra 36 millones de ha, Europa 16,5 millones, Sudamérica 8,3 millones, Asia 5,9 millones, Norteamérica 3,6 millones y África 2 millones de hectáreas. Los 3 países con más superficie orgánica son Australia con 35,7 millones, Argentina 3,8 millones y España 2,4 millones de hectáreas.

Este crecimiento se condice con el progresivo aumento de la demanda por productos orgánicos a nivel mundial, que estimulan el desarrollo de este sector con ventas que superan los 115 billones de dólares y con la mayor conciencia ambiental de los consumidores respecto a los productos que compran y consumen, donde la producción orgánica contribuye al cumplimiento de 9 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, jugando un papel importante en la mitigación y adaptación al cambio climático.

En resumen, los consumidores comenzaron a ver los productos orgánicos como alimentos más sanos y nutritivos que, además, fortalecen el sistema inmunológico, como prevención contra el coronavirus. Se espera que las ventas globales de productos orgánicos podrían superar los 150 mil millones de dólares en los próximos 5 años.

En Chile, el aumento de la superficie orgánica certificada da cuenta del crecimiento de la producción y de las exportaciones de estos productos, que en 2020 superaron los USD 311 millones, llegando a más de 50 países. Asimismo, en los últimos años se ha incrementado el número de Organizaciones de Agricultores Ecológicos (OAE) con auto certificación, de gran importancia para satisfacer la demanda de productos orgánicos en el mercado nacional.

Con información de: Portal Frutícola

Previous De los suelos dependen el 95% de la producción mundial de alimentos
Next Inauguran empacadora de berries en Jalisco

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *