Los fertilizantes son generados a partir de los residuos de sus procesos en las granjas, los cuales son comercializados y donados a las comunidades en donde la empresa opera.

México. – A través de su programa de Agricultura Sustentable, Granjas Carroll de México (GCM), informó sobre la elaboración de fertilizantes orgánicos elaborados con residuos porcinos, con lo que busca contribuir a impulsar la agricultura sostenible en las comunidades donde opera.

De acuerdo con la empresa, para verificar los beneficios de este abono orgánico, el producto de Granjas Carroll fue probado por investigadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y validado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en 2016, con lo que se determinó su utilidad con fines agrícolas.

A partir de la autorización por parte de las autoridades, la empresa porcícola ha comercializado casi 8,000 metros cúbicos de cerdaza para este fin, y ha sembrado más de 3,000 hectáreas de tierra implementando dicho fertilizante, generando 1,484 toneladas de cebada, maíz, trigo y avena.

La empresa destacó que, mediante la Fundación Granjas Carroll de México, ha donado 50,000 metros cúbicos de lodos a agricultores de Puebla, lo que ha contribuido a un mayor volumen de cosecha y mejores ingresos familiares.

Asimismo, para fomentar el concepto de economía circular –explicó– se utilizan las heces y orina de los cerdos –en conjunto con la cerdaza generada en sus procesos– para la elaboración de abonos orgánicos y combustible para la generación de energía eléctrica.

Finalmente, Granjas Carroll apuntó que, gracias al modelo de gestión del ambiente, la energía y de economía circular, desde hace seis años ha sido posible un manejo adecuado de los sólidos, aguas residuales y lodos para darles un valor agregado.

Con información de: Porcicultura.com

Previous Productores de Jalisco firman convenio para cultivar chía y limón orgánico
Next Por primera vez, España celebra el “Día de la agricultura ecológica”