De acuerdo con datos de Nielsen, los alimentos con etiqueta orgánica han tenido un mayor aumento en su compra en comparación con el año pasado

EEUU. – Los estadounidenses están gastando más en alimentos premium, como carne y snacks orgánicos, en medio de una pandemia que los empuja a centrarse en la salud pese a la desaceleración económica.

Muchos consumidores están priorizando la nutrición sobre el costo a medida que las infecciones por COVID-19 continúan aumentando en Estados Unidos. Las ventas de alimentos y bebidas orgánicas aumentaron 25 por ciento durante el periodo de 17 semanas que terminó el 27 de junio, según datos de Nielsen. Esto supera el ritmo de crecimiento total en el segmento de alimentos.

La carne, mariscos y alimentos congelados con la etiqueta orgánica han tenido algunos de los mayores aumentos en comparación con el año pasado, revelan los datos.

“Anticipamos que el impulso continuará en las ventas de alimentos orgánicos y naturales”, afirmó Jennifer Bartashus, analista de Bloomberg Intelligence. Ante las cuarentenas para prevenir la propagación del virus, “muchas personas han aprovechado la oportunidad de trabajo remoto para realmente hacer un cambio de estilo de vida, como perder peso y hacer ejercicio”, añadió.

Los productos orgánicos de marca privada han evidenciado un crecimiento en minoristas como Kroger y Albertsons, comentó Bartashus. Las compañías de alimentos empacados, como General Mills, también han visto un aumento en sus ofertas orgánicas a medida que los consumidores continúan llenando sus despensas.

Las acciones de Kroger han subido más de 15 por ciento este año, y las de General Mills ha aumentado 20 por ciento. El índice S&P 500 bajó aproximadamente 1 por ciento.

Los consumidores están comprando más productos orgánicos en un esfuerzo por cuidar a sus familias y amigos, señaló Jeffrey Harmening, director ejecutivo de General Mills. El fabricante de alimentos vio un impulso en su oferta orgánica en el cuarto trimestre, en particular su marca de macarrones con queso Annie, que es popular entre las familias.

El productor avícola Bell & Evans ha visto un aumento de aproximadamente 25 por ciento en sus ventas de pollo orgánico desde que comenzó la pandemia.

“La demanda de productos orgánicos fue realmente increíble”, declaró Scott Sechler, dueño de Bell & Evans.

Más opciones

El mercado de alimentos orgánicos ha cambiado desde la recesión de 2008, dijo Laura Batcha, directora ejecutiva de la Asociación de Comercio Orgánico. Las nuevas marcas privadas orgánicas crecieron 49 por ciento durante ese tiempo, proporcionando a los consumidores una gama de opciones donde pueden elegir un precio que funcione para su presupuesto, incluso dentro del mundo orgánico.

“Puede llevar el queso orgánico de alta gama, o comprar el queso cheddar orgánico que cuesta dos dólares”, explicó.

No obstante, un mayor desempleo también ha significado que para más estadounidenses se dificulta poner comida sobre la mesa. Por lo tanto, es probable que la tendencia de los productos orgánicos no se refleje en igualdad de condicionesen todos los ámbitos.

Las ventas en línea también están ayudando. Para el fabricante de alimentos orgánicos California Perfect Snacks, las ventas vía comercio electrónico de la compañía casi se duplicaron para sus barras de proteína y snacks refrigerados. La compañía incluso ha acelerado la introducción de dos nuevos sabores, con planes de venta más adelante este año. También está planeando una variedad de pastel de calabaza para septiembre.

“Un snack fresco y saludable, esto sí demuestra lo que es ser a prueba de recesión”, manifestó Sarah Lowrey, directora senior de marketing e innovación.

Con información de: Bloomberg / El Financiero

Previous La pandemia causará una “conmoción histórica” en la alimentación mundial
Next Puebla es líder en producción de arándano orgánico

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *