El aprovechamiento del alperujo, como biofertilizante y bioprotector de cultivos, puede ser una salida útil al problema de la gestión de residuos

España. – El proyecto europeo Life Olea Regenera ha creado un biofertilizante orgánico de cultivos mediante el procesamiento del alperujo, obtenido durante la extracción del aceite de oliva, de acuerdo con información de la revista Olimerca.

En este participa el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), así como otras empresas del sector del aceite de oliva, como Orujo Frío, de Jaén, y Olivas do Sul, de Portugal, además de la empresa ‘Fyneco’, especializada en fertilizantes ecológicos.

Según ha explicado María García Martí, doctora en Bioquímica por la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) y quien desde hace 5 años trabaja en el CEBAS. “Este biofertilizante orgánico de cultivos provoca un menor impacto de la agricultura en el medio ambiente, favoreciendo así a la economía circular y al residuo cero”.

“El aprovechamiento de este residuo como biofertilizantes y bioprotector de cultivos puede ser una salida útil al problema. Fomentar prácticas agrícolas respetuosas y que tengan un menor impacto medioambiental es fundamental para poder aprovechar de manera sostenible los recursos naturales que tenemos”, ha indicado la investigadora.

Con información de: Asaja Jaén

Previous Proyecto solidario lleva alimentos orgánicos a familias pobres de Brasil
Next Producción mundial de carne cae por dos años seguidos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *