La creciente demanda externa de esta fruta tropical mexicana ha favorecido el ascenso de sus exportaciones, en particular al mercado estadounidense

Redacción Agro Orgánico

México. – En 2020 la producción nacional de papaya creció 3.2 por ciento, hasta alcanzar un millón 118 mil toneladas, impulsada principalmente por las exportaciones, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Al respeto, la dependencia agregó que la creciente demanda externa de esta fruta tropical mexicana ha favorecido el ascenso de sus exportaciones, en especial al mercado estadounidense, con ventas por más de 86 millones 657 mil dólares durante 2020.

En 2017 se logró una producción de 962 mil toneladas del fruto, en 2018 alcanzó un millón 40 mil toneladas y un año después llegó a un millón 83 mil toneladas, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap).

En 2019, México se colocó en el tercer lugar en producción mundial de papaya, con una participación de 7.6 por ciento y una tasa media anual de crecimiento de 5.2 por ciento.

Ese mismo año, el país se ubicó también como el principal exportador mundial de esta fruta con un volumen de participación de 44.7 por ciento y una tasa media anual de crecimiento de 2.4 por ciento, seguido de Guatemala y Brasil.

La producción mexicana de papaya fue de 984 mil toneladas en promedio en el periodo 2015-2019, con una tasa media anual de crecimiento de 5.2 por ciento.

Con base en el cierre preliminar de siembras y cosechas para 2020, el principal estado productor es Oaxaca, con una participación de 31.2 por ciento. Colima fue el segundo productor mexicano con una participación de 17.6 por ciento, seguido de Chiapas, con 14.1 por ciento, señaló la Sader.

La superficie destinada a su cultivo en el país asciende a 19 mil 865 hectáreas en 2019 y 20 mil 100 hectáreas para 2020, lo que representa un incremento del 1.2 por ciento. Una de las variedades mexicanas más populares es la maradol.

Esta fruta es rica en vitaminas A, C, del complejo B y en minerales como potasio, magnesio, fibra, ácido fólico y pequeñas cantidades de calcio y hierro. Se le atribuyen efectos adelgazantes, favorece el bronceado y puede quitar manchas de la piel.

Además, esta fruta es utilizada en la industria alimentaria para ablandar la carne, en la textil para macerar fibras de lana y algodón y en el curtido de pieles. En México, el consumo anual de papaya por persona es de 7.3 kilogramos.

Previous México produce más de 12 mil millones de litros de leche al año
Next Pronostican crecimiento anual superior al 16% para el mercado orgánico

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *