Entre diciembre y enero, el precio de esta hortaliza en la Central de Abasto de la capital del país pasó de 15.56 a 21.96 pesos el kilogramo

Ciudad de México. –  En el último mes, el kilo de jitomate saladette en la Ciudad de México aumentó 41 por ciento.

De acuerdo con información de Agencia Reforma, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), entre la segunda quincena de diciembre pasado y la primera de enero de este año, el precio de esta hortaliza en la Central de Abasto de la ciudad capital pasó de 15.56 a 21.96 pesos el kilogramo.

En tanto, en las centrales de abasto de Monterrey y de Guadalajara el precio del jitomate saladette al mayoreo aumentó 36 y 26 por ciento, respectivamente.

En Monterrey el precio pasó de 16.92 a 23.08 pesos el kilo, mientras que en Guadalajara se incrementó de 20.73 a 26.10 pesos.

Esto ha provocado que el precio de jitomate al menudeo, es decir, al consumidor final, se ubique en hasta 45 pesos el kilogramo en el norte del País y entre 30 y 35 pesos hacia el centro, de acuerdo con el Sistema Producto Tomate.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reportó que, entre la segunda semana de diciembre de 2019 y la segunda semana de enero de este año, el kilo de jitomate saladette aumentó 10.3 pesos en promedio a nivel nacional.

En la última semana, en tiendas de autoservicios en la Ciudad de México el precio promedio del jitomate fue de 36.61 pesos, en Guadalajara de 31.82 pesos y en Monterrey de 33.13 pesos, según la Profeco.

Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema, explicó que el precio del jitomate tiende a subir cada fin de año porque la oferta de producto de Sinaloa, que es el estado que produce la mayor cantidad de la hortaliza, sale hasta principios del año siguiente.

Sin embargo, este año el factor climático, como heladas y exceso de humedad, afectaron gran parte de la producción de jitomate cultivado en campo abierto y esto ocasionó que hubiera menos tomate para el mercado nacional y con precios anormalmente altos, además de que viene retrasada la cosecha de Sinaloa.

Sí hay tomate, pero está caro, no hay mucha oferta.

«Mucho tomate de campo abierto no dio la calidad, hay 40 por ciento de producción que se redujo en el programa que se traía a nivel nacional, sobre todo en Sinaloa, por temas de clima», señaló Cázares.

El Sistema Producto Tomate advirtió que el encarecimiento de este producto continuará por lo menos otras tres semanas, hasta que se nivelen los volúmenes disponibles del jitomate para que los precios comiencen a normalizarse.

Con información de Agencia Reforma

Previous Exportaciones agroalimentarias de México suben 8.6% en 2019
Next En Serbia se cultivan los chiles más picantes del mundo

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *