Esta medida contribuye a garantizar que la leche en polvo o deshidratada que entra al país cumpla con la NOM 222 antes de permitirse su ingreso, ayudando a dar certeza al consumidor y a ordenar el mercado de la leche en México

Redacción Agro Orgánico

México. – A partir del 8 de julio, las importaciones de leche en polvo o leche deshidratada para consumo humano que se comercializan como materia prima deberán cumplir, en puntos de entrada al territorio nacional, con lo que marca la Norma Oficial Mexicana 222-SCFI/SAGARPA-2018, informó la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche).

“Este paso materializa una aspiración en la que la Femeleche y sus agremiados se han manifestado desde hace muchos años, ya que contribuye a garantizar que la leche en polvo o deshidratada que entra al país cumpla con la NOM 222 antes de permitirse su ingreso, ayudando a dar certeza al consumidor y a ordenar el mercado de la leche en México”, destacó el presidente de la Femeleche, Vicente Gómez Cobo.

En un comunicado, la Femeleche dijo que esta disposición se desprende del “Acuerdo por el que la Secretaría de Economía (SE) emite reglas y criterios de carácter general en materia de comercio exterior”, que apareció en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 9 de mayo de 2022.

Este acuerdo señala que tanto la leche en polvo o leche deshidratada descremada, parcialmente descremada y entera para consumo humano debe sujetarse al cumplimiento de la NOM 222 y realizar “el procedimiento que acredita su cumplimiento a fin de asegurar que se cumple con lo que marcan las regulaciones mexicanas”.

La NOM 222, que se refiere a las especificaciones fisicoquímicas, información comercial y métodos de prueba de las leches en polvo y deshidratada para consumo humano fue publicada el 31 de enero de 2019.

En la modificación del anexo 2.4.1 del documento publicado en el DOF se identifican las fracciones arancelarias de la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación en las que se clasifican las mercancías sujetas al complimiento de las normas oficiales mexicanas (NOM) en el punto de entrada al país, y en el de su salida, y menciona, entre otras, a las fracciones arancelarias de leche en polvo o deshidratada descremada y la leche en polvo o deshidratada parcialmente descremada y entera.

La Femeleche consideró que esta medida es determinante para impedir la importación de productos lácteos a nuestro país que no cumplan con las normas oficiales mexicanas.

“Los productos que no cumplen con las NOM generan una competencia desleal tanto para los productores nacionales como los importadores”, lamentó el presidente de la Femeleche, por lo que –agregó– la federación ha pugnado por un mercado más justo y ordenado, en donde todos los productos de importación cumplan con los mismos estándares de calidad y requerimientos del marco legal que aquellos que se producen en el país.

Según cifras de la SE, durante 2021, México importó 3 mil millones de litros equivalentes de leche en polvo, que representaron un valor de 934.5 millones de dólares.

La NOM 222, que se refiere a las especificaciones fisicoquímicas, información comercial y métodos de prueba de las leches en polvo y deshidratada para consumo humano fue publicada el 31 de enero de 2019.

Previous Autorizan a 30 establecimientos TIF para exportar a Cuba
Next Café orgánico crea empleos en Colombia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *