Se busca que el agro en esta región sea sustentable y que genere riqueza

León, Gto. (México). – Como parte del programa Cosechando Agua 2019 y Masagro que promueven el municipio y el estado en comunidades de León y de la entidad, se dan talleres y cursos para implantar técnicas y tecnologías de producción 100% amigables con el medio ambiente.

De acuerdo con información del Periódico Correo, durante la presentación de estos programas en Nuevo Valle de Moreno, el alcalde Héctor López Santillana, manifestó que, de los cuatro municipios más grandes del país, León es el único que trabaja en la conservación de su campo.

“Lo importante no es llevar más o menos la conservación del campo, sino fortalecerlo y hacerlo, fuerte, vigoroso, bonito y que produzca riqueza para los campesinos”, expresó.

En la reunión acudieron campesinos de otras comunidades que se llevaron la tarea de difundir lo que aprendieron.

Los talleres se organizaron por módulos y por grupos itinerantes, en los que se enseñaron: tecnologías de producción, como la conservación de las semillas; producción de plaguicidas a partir de plantas silvestres; sistemas de siembra con máquinas sencillas; aprovechamiento de chapulines como alimento y producción de biofertilizantes que a la vez son plaguicidas.

En este último se enseñó la producción de un biol, que es un biofertilizante que al mismo tiempo sirve de plaguicida. Está hecho 100% con insumos orgánicos como suero, estiércol, leche o cuajo, melaza o piloncillos y cenizas de carbón.

José Manuel, técnico que trabaja en el municipio de Pénjamo, en la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural, indicó que cada elemento de estos tiene su función.

En el taller, el también técnico de MasAgro Guanajuato, enseñó paso a paso el proceso de fabricación del biol.

“Si ustedes hacen un biol de estos y se apoyan de un técnico, se enriquece la tierra y van a ver que todas esas deficiencias se eliminan y mejoran las plantas”, explicó José Manuel al público asistente durante la demostración.

Agregó que, en un barril de 200 litros, que sirve para 15 o 18 hectáreas, los agricultores se podrían gastar aproximadamente 500 pesos.

“Este biol es tan bueno como los comerciales. Es una tecnología que se puede hacer en casa y es muy económica. Aparte de fertilizante, también puede servir como plaguicida”, concluyó.

Con información de: Periódico Correo

Previous Establecen nuevas medidas para exportaciones de jitomate y chile a EU
Next Con profesionalización, agricultura familiar puede entrar a los mercados: FAO

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *