El halo de salud dietética y ambiental que rodea a este tipo de alimentos ha ayudado a impulsar su popularidad en muchos mercados, según los expertos.

España. – La preocupación de los consumidores por mejorar su salud y la del planeta son tendencias que se han acelerado durante la pandemia y ambas tienen una gran importancia para la industria de alimentos y bebidas. Existe una creciente conciencia de que todos nosotros, a través de acciones como ser selectivos en lo que comemos, reducir el desperdicio de alimentos, conservar y reciclar recursos como los envases, podemos ser parte de la solución más que del problema relacionado con el cambio climático y la reducción de los daños al medioambiente global.

Así lo aseguran los profesores David Hughes y Miguel Flavián en un artículo en el que afirman que, indudablemente, el halo de salud dietética y ambiental que rodea a los alimentos orgánicos ha ayudado a impulsar su popularidad en muchos mercados. De hecho, el mercado de alimentos orgánicos en los EE.UU. experimentó un sólido crecimiento año tras año en las primeras dos décadas de este siglo y, luego, con la crisis sanitaria la tasa de crecimiento se aceleró hasta la cifra récord del 12,8% en 2020, representando 56.400 millones de dólares.

Casi el 6% de los alimentos vendidos en este país el año pasado fueron certificados como orgánicos, señalan estos expertos. Antes de la COVID, el 82% de los consumidores encuestados compraba alimentos y bebidas orgánicos al menos una vez al mes, el 18% a la semana y el 11% a diario, siendo los millennials el grupo más activo en estas compras.

Hughes y Flavián apuntan cinco razones principales por las que los consumidores optan más por comprar alimentos orgánicos en los EE.UU.:

1.- Los consideran más seguros para ellos y sus familias.

2.- No llevan pesticidas u otros productos químicos.

3.- Evitan antibióticos y hormonas de crecimiento.

4.- Evitan los OMG (organismo genéticamente modificado).

5.- Los perciben como de mayor calidad.

Los autores de este artículo consideran «preocupantes» estas apreciaciones ya que creen que indican «preocupación por la seguridad de los alimentos ‘normales'». «La etiqueta orgánica se considera prometedora como ‘libre de transgénicos’ y contribuye al atractivo de los alimentos orgánicos para muchos, ya que los productos transgénicos están muy lejos de ser populares», apuntan.

Los minoristas de EE.UU. se han apresurado a promover productos orgánicos de marca privada durante la pandemia, ya que la asociación de la marca de la tienda con una etiqueta orgánica les aporta una buena imagen.

En el Reino Unido, también se ha observado esta tendencia, ya que la demanda de compradores animó las ventas de productos orgánicos, que han aumentado el 13% en 2020, el nivel más alto en 15 años. Los alimentos orgánicos enlatados y envasados fueron los que más crecieron (20%), seguidos de la carne, las aves y el pescado (17%).

Con información de: Food Retail

Previous Investigadores descubren mecanismo que controla la maduración del tomate
Next ¿Están ‘de moda’ los alimentos orgánicos?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *