FAO y Sagarpa impulsan proyecto piloto de huertos urbanos


40 técnicos capacitarán a las personas para la instalación de sus respectivos huertos en zonas urbanas y periurbanas

FAO y Sagarpa impulsan proyecto piloto de huertos urbanos
FAO y Sagarpa impulsan proyecto piloto de huertos urbanos

Ciudad de México. – La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) iniciaron el proyecto piloto Huerto Escuela, en el que participan 40 técnicos que motivarán y capacitarán a las personas para la instalación de sus respectivos huertos en zonas urbanas y periurbanas.

Eduardo Benítez Paulín, representante asistente de programas de la FAO en México comentó que el 80 por ciento de la población habita en áreas urbanas y periurbanas, lo cual demanda nuevos quehaceres y necesidades.

En cada estado del país se instalará un taller; la FAO acompañará a los interesados en la instalación de sus huertos y dará seguimiento a los trabajos durante 20 días, explicó.

Sagarpa puntualizó que los Huertos Escuela serán impulsados a través de convenios con los gobiernos municipales, otras instancias gubernamentales, universidades y organizaciones de la sociedad civil que tengan como objetivo la promoción de dicho tipo de instalaciones.

El primer Huerto Escuela fue instalado en el parque Tlaltenango, en Cuernavaca, Morelos.

Datos de la FAO indican que la agricultura urbana es practicada por al menos 800 millones de personas en el mundo, es una actividad que ayuda a los habitantes de bajos ingresos de dichas zonas a ahorrar dinero en la compra de alimentos.

El apoyo de la FAPO consiste en mejorar los sistemas de producción, elaboración y comercialización de lo que se produce, a usar adecuadamente los abonos orgánicos y químicos.

Dicho sistema de producción se ha convertido en “un elemento clave para reducir la huella ecológica de las ciudades, reciclar los residuos urbanos, contener la expansión urbana, proteger la biodiversidad, fortalecer la capacidad de recuperación ante el cambio climático, estimular las economías regionales y reducir la dependencia del mercado mundial de alimentos”.

Con información de La Jornada

Link:

Previous Estudiante mexicana desarrolla fibra de nopal para aditamentos de aviones
Next Adolescente sudafricana es galardonada por combatir sequía con fruta

1 Comment

  1. Gabriela ortiz
    13/01/2017
    Responder

    Quiero saber adónde dirigirme para poder tomar cursos para iniciar mi huerto para la producción de alimentos orgánicos

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *