El instituto busca fortalecer el desarrollo de tecnologías para la recuperación y conservación de áreas agrícolas y pecuarias mediante cobertura de material vegetal

Redacción Agro Orgánico

México. – El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) fortalecerá el desarrollo de tecnologías para la recuperación y conservación de áreas agrícolas y pecuarias con la cobertura de material vegetal para su aplicación en zonas áridas y semiáridas de entidades del norte y centro del país, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En un comunicado, el organismo destacó la importancia de aplicar procesos de recuperación y conservación de suelos, tales como el manejo de materiales vegetativos, que hace posible filtrar de manera natural y propiciar el paso lento del agua al momento de desplazarse sobre la superficie.

Dichos procesos –agregó el Inifap– evitan el desprendimiento de nutrientes, minerales y otras propiedades básicas del suelo, cuya retención permite alcanzar mejor producción y mayores rendimientos en cultivos de granos y hortalizas.

Asimismo, la aplicación de cobertura vegetal también protege al suelo del impacto directo de las precipitaciones pluviales, como lluvia, llovizna, nieve, aguanieve y granizo.

Por lo anterior, el organismo –dependiente de la Sader– tiene localizadas zonas del país en el que el sobrepastoreo, por parte de la actividad pecuaria, y la intervención directa del ser humano, han provocado la reducción de la cobertura vegetal en el suelo, condición en la que resulta importante la contribución de esta tecnología en la conservación de áreas agrícolas y pecuarias.

En este contexto, especialistas del Inifap adscritos al Campo Experimental Saltillo, subrayaron la importancia de implementar prácticas de manejo de pastizales, tanto para su recuperación como su conservación, mediante la siembra de especies nativas e introducidas, exclusión al pastoreo de áreas degradadas, uso de sistemas de pastoreo y el ajuste de la carga animal, entre otros.

De acuerdo con los especialistas, una cobertura vegetal del suelo por cultivo y residuos de cosecha de 30 por ciento en áreas agrícolas con labranza de conservación podría reducir hasta en 80 por ciento las pérdidas de suelo. Como ejemplo, señalaron que áreas de pastizal de zonas áridas y semiáridas con incremento de cobertura, mediante praderas de zacate buffel, implica reducir 90% las pérdidas de suelo.

Además, entre los efectos colaterales de incrementar la cobertura del suelo por vegetación son una mayor disponibilidad de materia seca (forraje), disminución de los escurrimientos superficiales, mayor infiltración del agua, conservación de la humedad y aumento de la materia orgánica y de la biodiversidad, detalló el instituto.

Previous Desabasto de gasolina afectaría a sector agropecuario: UDG
Next Nueva app busca acercar información del vino a los consumidores

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *