Resultados de la plataforma de investigación MasAgro destacan ingresos superiores a 18 mil pesos por hectárea de maíz cultivada mediante agricultura de conservación

Redacción Agro Orgánico

México. – Mediante agricultura de conservación, uso de variedades de maíz adecuadas y suelos con camas elevadas permanentes –para un mayor aprovechamiento del agua– en un espacio de investigación en San Luis Potosí de la plataforma MasAgro, se logró obtener ingresos superiores a 18 mil pesos por hectárea así como un aumento del 63 por ciento en el carbono orgánico del suelo, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En un comunicado, la dependencia señaló que los resultados de MasAgro –programa ejecutado en coordinación con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt)– en la plataforma Soledad de Graciano Sánchez, en San Luis Potosí, fueron publicados en la revista especializada Agronomy.

Lo anterior –destacó la Sader– benefician al sector agrícola nacional y tienen un impacto científico internacional porque las condiciones en las tierras altas de México, como las de San Luis Potosí, son representativas de las tierras altas tropicales, lo que significa que la agricultura de conservación podría ayudar a reducir la degradación y los problemas de fertilidad de los suelos. 

La investigación publicada con el título: “La Agricultura de Conservación mejora el rendimiento a largo plazo y la calidad del suelo en la rotación de avena y maíz con irrigación”, enfatiza el impacto científico de MasAgro, ya que especialistas del Cimmyt y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), describen los beneficios de la agricultura de conservación en condiciones de riego, incluso en suelos de mala calidad, donde se obtuvieron incrementos en el rendimiento de tres toneladas por hectárea. 

En el texto, los investigadores Simon Fonteyne, Miguel Ángel Martínez, Abel Saldivia y Nele Verhulst explican que el sistema basado en la mínima labranza, la cobertura del suelo y la rotación de cultivos, se ha implementado principalmente en condiciones de temporal, donde ayuda a capturar y retener la humedad, por lo que se consideraba improbable que en condiciones de riego mejorara los rendimientos.

Previous Desarrollan proyecto para obtener biofertilizantes a partir de lana
Next Productores de Bolivia apuestan por la quinua orgánica

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *