El precio de la tortilla está condicionado por otros factores como el proceso de nixtamalización e insumos como el gas, por lo que continuará el alza

México. – Aunque Maseca no subirá los precios de la harina de maíz, el precio de la tortilla está condicionado por otros factores como el proceso de nixtamalización e insumos como el gas, por lo que continuará el alza.

Maseca se comprometió a que, para combatir los estragos de la inflación, no subirá el precio de la harina de la tortilla hasta febrero del 2023. Esta medida invariablemente ayudará a la economía familiar.

Sin embargo, quizá no sea suficiente para frenar el alza en el precio de las tortillas. La tortilla no está hecha únicamente con harina de maíz, sino también con nixtamal: es decir, el proceso mediante el cual se cuece el maíz con cal y agua.

En términos concretos, la harina de maíz, como la que elaboran marcas como Maseca y otras dedicadas a ese insumo, únicamente representa el 30 por ciento de la producción de la tortilla, mientras que el 70 por ciento restantes es el del proceso de nixtamal, gas y otros que están fuera de las manos de las empresas que producen la harina.

Es decir, aunque no suba el precio de la harina, como se comprometió la referida marca, es probable que el precio de las tortillas siga aumentando por diversos factores.

Ayudadita de Maseca servirá… pero será insuficiente

En entrevista con Radio Fórmula,  el ingeniero Rubén Montalvo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas, aseguró que el acuerdo de Maseca y el Gobierno no será suficiente pues se requieren de otros insumos para la fabricación de tortillas, los cuales se siguen enfrentando al alza de los precios.

“No será suficiente (para contener o disminuir el precio de la tortilla). La tortilla no está hecha únicamente de Maseca, está hecha de muchos insumos; realmente el maíz y la harina son los insumos que más pesan en porcentaje en cuanto al costo de nuestro producto, pero no es todo”, explicó en entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas concluyó que dado que, aunque  la compañía mexicana planea subir su costo hasta febrero de 2023, no ve posibilidad alguna de que próximamente el kilo de tortilla baje su costo.

“No veo la forma de bajar el precio de la tortilla en un futuro próximo (…) Maseca nos sube hasta febrero, el maíz nos acaba de subir la semana pasada, ahora hay que parar el maíz después de febrero o más para que no siga aumentando el precio de la tortilla, el papel, gas, electricidad, la gasolina, hay una serie de cosas que intervienen”, dijo Rubén Montalvo en entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula.

Con información de: Radio Fórmula

Previous Agricultores de Oaxaca promueven uso de abonos orgánicos
Next Productora de setas recibe premio europeo a la mejor agricultora sostenible