El reconocimiento tiene vigencia de 24 meses

Por Redacción Agro Orgánico

México. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) refrendó como zonas libres de plagas reglamentadas del aguacatero a varios municipios de Michoacán, Jalisco, Puebla y Guanajuato. Esta declaratoria permitirá a los productores locales continúan con ventajas competitivas en los mercados interno y de exportación, apuntó la Sader.

A través de un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los municipios de Charo, Nuevo Urecho y Tangancícuaro, Michoacán; Quitupán, Jalisco; Atlixco, Huaquechula y Ocoyucan, Puebla; así como la zona agroecológica de Duarte, que comprende las comunidades de Cuesta Blanca, Duarte y Las Coloradas de León, Guanajuato, fueron declarados como libres del barrenador grande del hueso del aguacate (Heilipus lauri), el barrenador pequeño del hueso del aguacate (Conotrachelus aguacatae y C. perseae) y de la palomilla barrenadora del hueso (Stenoma catenifer).

En un boletín de prensa, la Sader informó que los técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) constataron la ausencia de las plagas con base en los resultados de los muestreos, que se llevaron a cabo de conformidad con las normas oficiales mexicanas NOM-066-FITO-2002 para el manejo fitosanitario y movilización del aguacate y la NOM-069-FITO-1995 sobre el establecimiento y reconocimiento de zonas libres de plagas.

De acuerdo con la declaratoria publicada en el DOF, para no perder la condición como áreas libres de estas plagas del aguacatero, los productores deben aplicar las medidas fitosanitarias establecidas en el artículo 107 del Reglamento de la Ley Federal de Sanidad Vegetal.

Algunas de estas medidas –explicó la Sader– consisten en dar seguimiento al programa anual de trabajo emitido por la secretaría, cumplir con la regulación de la movilización de los frutos que ingresen o transiten en las zonas libres, implementar y documentar las actividades de vigilancia epidemiológica fitosanitaria, y aplicar, cuando se requiera, el plan de emergencia correspondiente.

La dependencia recordó que el reconocimiento tiene vigencia de 24 meses, periodo en el que los técnicos del Senasica evaluarán los resultados del muestreo para que, en caso de que se mantenga el estatus, previo a la conclusión del acuerdo, se emita la nueva declaratoria de zona libre.

Respecto al impacto del barrenador grande y pequeño del hueso del aguacate y de la palomilla barrenadora, la Sader explicó que éstas ocasionan daños en el fruto, pues las larvas se alimentan de la pulpa y del hueso, lo que puede provocar hasta 90 por ciento de pérdidas a los agricultores.

Además, la presencia de estas plagas implica restricciones para movilizar la producción en el país para su comercialización en los mercados doméstico e internacional.

Previous Reúne Atlas Nacional de las Abejas vasta información sobre la apicultura en México
Next Eligen a Jesús Huerta Urquides como presidente de la Anetif

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *