En el ámbito mundial Panamá exporta cacao de aroma fino con el 50%, de acuerdo a cifras de la Organización Internacional del Cacao

Panamá. – Panamá está apostando por la comercialización internacional de tres nuevas variedades de cacao orgánico blanco con calidad de gourmet, cuyas plantaciones se ubican en Almirante, provincia de Bocas del Toro.

El proyecto es impulsado por el Instituto de Innovación Agropecuaria de Panamá (Idiap) y respaldado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Ambas instancias adelantan investigaciones sobre el monitoreo de la concentración de metales pesados en los suelos y eficiencia del consumo de agua en las plantas de cacao.

El proyecto internacional tiene un presupuesto de $140,000, y busca determinar la nutrición y niveles de cadmio en las zonas de cultivo de cacao en Bocas del Toro y la comarca Ngäbe, un elemento tóxico con regulaciones internacionales.

Según normas de la Unión Europea (UE), el Codex Alimentarius de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cadmio en el cacao no debe exceder los 0.6 miligramos por kilo.

El gerente de proyectos del Idiap, José Villarreal, reveló que seis de las ocho fincas en donde se realiza la investigación presentan valores superiores a 0.6 mg de Cd/kg, lo que está por encima de la norma permitida.

Para reducir estos niveles de este elemento, los investigadores del Idiap están recurriendo al uso de microorganismos y plantas acumuladoras de cadmio.

Se estima que, en la provincia de Bocas del Toro, hay 5,600 hectáreas, con un rendimiento de 62,4639 kg de semilla seca; según el Informe de cierre Agrícola del Ministerio de Desarrollo Agropecuario de Panamá del 2017.

En la actualidad, la provincia de Bocas del Toro tiene 65% de la plantación orgánica con certificadora del comercio justo, Ecológica y Suiza Bio-Suisse (COCABO 2004).

En el ámbito mundial Panamá exporta cacao de aroma fino con el 50%, de acuerdo a cifras de la Organización Internacional del Cacao (ICCO 2005).

Los precios internacionales del cacao han mejorado, razón por la cual existen mejores posibilidades para los productores de este rubro de optimizar sus niveles de vida.

La mayoría de los productores son de la etnia Ngäbe Buglé que viven en zonas de extrema pobreza.

Con información de: https://www.panamaamerica.com

Previous La agricultura orgánica puede contribuir a la inclusión de género
Next Productores de Veracruz mejoran sus cultivos con insumos orgánicos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *