Los ingredientes activos usados en estos insumos pueden estar en las semillas, hojas o raíces

Santo Domingo, República Dominicana. – Dado el impacto negativo que genera el excesivo uso químicos en la salud humana y el suelo, en los cultivos agrícolas los pesticidas naturales u orgánicos, toman cada día un mayor auge.

“Tradicionalmente se han usado productos químicos muy tóxicos, que contaminan el suelo, las aguas subterráneas, fauna acuática, microfauna y la salud de quienes se dedican a la siembra. Sin embargo, se hacen esfuerzos por revertir ese proceso”, sostiene el experto en botánica Rolando Sanó.

Como encargado de la División de Flora de la Dirección de Biodiversidad de Medio Ambiente y Recursos Naturales, afirma que en una buena parte de los lugares donde hay agricultura a gran escala se está cambiando esa modalidad y optando por los productos que tienen su origen en la misma naturaleza para la sostenibilidad ambiental.

Para los fines de control de insectos y garantizar incluso la sanidad de los productos, así como de los ecosistemas se usan alternativas derivadas de plantas que son incluso en ocasiones invasoras como el neem, contribuyendo a provocar menos daños.

A propósito del tema, Sanó cita el uso del “Cuaderno de Educación Ecológica”, de la autoría del profesor Francisco Tavares, quien habla de varios métodos empleados para contralar las plagas o evitar que se estos se acerquen a los cultivos.

El mismo explica formas mecánicas para controlar plagas usando anillos de zinc en los troncos de las matas, por ejemplo, en las de cocos para evitar que los ratones suban.

De tipo físico: aprovechando la luz solar o el agua; biológico, usando enemigos naturales de la polilla para combatirlas sin usar veneno.

Respecto a los orgánicos, se refiere básicamente a los que el hombre saca de las plantas, animales y de los desechos y residuos de cosechas simples, mezclándolos con tierra o cal.

“Desde hace miles de años, se utilizaba el vinagre, la cáscara de naranja agria, zumos de plantas, hojas de árboles que alejaban a las plagas”, describe Tavares en su instructivo tras especificar que dentro de los más usados estuvo la nicotina a través del tallo o tabaco picado.

Pesticidas

El especialista agregó que entre las plantas productoras de pesticidas orgánicos están las familias Annnaceae como la guanábana, el anón y la papaya. Estas controlan las denominadas “esperancitas” y pulgones.

Con información de: El Día

Previous Niñas y niños peruanos con discapacidad producen alimentos orgánicos
Next Más del 80 por ciento de los niños que trabajan lo hacen en el campo: FAO

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *