Los pollos pastoreados se crían al aire libre, no son tratados con antibióticos y no consumen alimentos modificados genéticamente

EEUU. – El hábito de una alimentación saludable está cada vez más presente en la vida cotidiana de las personas. Optar por alimentos integrales y orgánicos es una práctica que no sólo aporta beneficios para la salud, sino que también contribuye a la preservación del ambiente.

Los pollos pastoreados se crían al aire libre, no son tratados con antibióticos y no consumen alimentos modificados genéticamente.

Los pollos industriales se crían en ambientes de confinamiento, donde el objetivo es aumentar de peso lo más rápido posible en el menor tiempo. Para esto, se utilizan dietas transgénicas y medicamentos como antibióticos y estimulantes.

La Clínica Mayo dice que existe cada vez más evidencia que demuestra algunos beneficios potenciales de los alimentos orgánicos en comparación con los alimentos cultivados de forma convencional.

Los requisitos de alimentación para la cría orgánica, resulta en niveles generalmente más altos de ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa que es más saludable para el corazón que otras grasas.

Las carnes producidas convencionalmente pueden tener una mayor incidencia de bacterias resistentes al tratamiento con antibióticos.

Con información de: Yahoo Noticias

Previous Colombia mantiene exportaciones de productos orgánicos a la UE
Next Vinos orgánicos de México reciben reconocimientos internacionales

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *