Mediante el programa MasAgro se ha logrado aumentar el rendimiento de maíz en temporal de 2.3 a 5.5 toneladas por hectárea

Redacción Agro Orgánico

Ciudad de México. – Mediante prácticas de cultivo sostenibles e innovadoras, el programa MasAgro ha impactado positivamente más de un millón de hectáreas de maíz, en beneficio de alrededor de 300 mil productores en diferentes regiones del país, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

En el marco de la conmemoración del Día Nacional del Maíz –el pasado 29 de septiembre – la dependencia informó que en coordinación con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) se ha logrado aumentar el rendimiento de maíz de temporal por hectárea de 2.3 toneladas a 5.5 toneladas en la región sur sureste.

Lo anterior ha sido posible con el uso de variedades mejoradas y practicas sustentables, como agricultura de conservación y control integral de plagas, que permiten que las cosechas resistan temperaturas elevadas, sequías, plagas y otros factores bióticos negativos, apuntó la Sader.

Asimismo, destacó que en colaboración de universidades y centros de investigación, como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), “México, la cuna del maíz, puede lograr la autosuficiencia alimentaria de este cereal y, al mismo tiempo, preservar su legado cultural, identidad y memoria histórica”.

En este sentido, recordó que en México se han identificado 59 razas nativas de maíz y cada una es producto de una adaptación única a condiciones locales muy particulares de altitud y agroecológicas, disponibilidad de agua, tipo de suelo e incluso flora y fauna que cohabitan con esta gramínea.

El maíz nativo es clave para asegurar la disponibilidad del cultivo en el futuro, al haberse adaptado a las más diversas condiciones; en ellos puede haber características importantes para generar las nuevas variedades que se requieren para hacer frente al cambio climático y el incremento en la demanda del grano, detalló la Sader.

Por lo anterior, informó que proyectos como el Atlas Molecular del Maíz –impulsado en coordinación con el Cimmyt a través del MasAgro– son importantes porque buscan precisamente esos caracteres genéticos para continuar con el mejoramiento y la historia que hace siglos iniciaron los antiguos mexicanos.

Previous Menos desperdicio de comida beneficia a las personas y al planeta
Next Importación de cebada maltera desplaza a la producción nacional del cereal

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *