Se estima que la producción bajará de 5.7 millones a 5.5 millones de toneladas a causa de una menor aplicación de fertilizantes

Sinaloa, México. – Las siembras de maíz para el ciclo otoño-invierno en Sinaloa, principal estado productor del grano, registran un avance de 83 por ciento, es decir 402 mil hectáreas, y se estima que la producción bajará de 5.7 millones a 5.5 millones de toneladas a causa de una menor aplicación de fertilizantes, debido a su alto precio, reportó el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), por su parte, anunció la entrega de un incentivo de 200 pesos por tonelada de maíz en el ciclo otoño-invierno 2021-2022 a productores medianos de Sinaloa, Sonora y Tamaulipas. Los agricultores enviaron comentarios a la dependencia, a partir de lo cual se definirá el volumen que será apoyado.

El GCMA agregó que en Sonora el avance de siembras es de 14 mil hectáreas, equivalentes a 21.5 por ciento de las 65 mil hectáreas previstas que, de concretarse, sería una superficie similar a las establecidas el año pasado, aunque la captación de agua en las presas de la entidad es 17.3 por ciento menor a lo almacenado en estas fechas del año pasado, lo cual podría reducir el nivel de rendimiento.

En Chihuahua las ventas de maíz amarillo en la última semana registraron precios de 5 mil 750 a 5 mil 800 pesos por tonelada, y se estima que aún quedan en bodega unas 400 mil toneladas comercializables. Los productores esperan alcanzar precios de 5 mil 900 a6 mil pesos pesos por tonelada, indicó el GCMA.

En tanto, en Chiapas, los frentes fríos 22 y 23 retrasaron la cosecha, que a la fecha registra un avance de 75 por ciento. Mientras en Campeche se ubica en 95 por ciento y el precio pagado al productor se mantiene en 6 mil pesos por tonelada.

Por su parte, la Sader informó que a través de su organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) se entregarán los incentivos con base en la disponibilidad presupuestal, el apoyo será hasta un máximo de 50 hectáreas por productor y un volumen máximo de 600 toneladas.

Explicó que la cobertura de productos agrícolas es una protección contra la caída de los precios de los cultivos, representa un incentivo para la administración de riesgos y está orientado a proteger el ingreso de los productores. Apuntó que en el caso de los productores de pequeña escala, el nuevo precio de garantía de maíz se incrementó a6 mil 60 pesos por tonelada –antes era de 5 mil 610 pesos– y 160 pesos de apoyo para el flete.

Con información de: La Jornada

Previous Gobierno federal investigará a intermediarios por alza en el precio del limón
Next Presenta el USDA datos anuales de residuos de pesticidas en alimentos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *