Estimaciones oficiales prevén una producción de 16 millones 951 mil plantas

Redacción Agro Orgánico

México. – Con una producción de 16 millones 951 mil plantas de nochebuena cultivadas en 257 hectáreas del país, el abasto de esta flor representativa de la época navideña está garantizado, afirmó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Los productores – explicó la dependencia en un comunicado– plantan los esquejes en el mes de mayo, ya que el cultivo tarda aproximadamente ocho meses; de esta flor hay más de 30 variedades que destacan por sus colores: rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado.

El titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, llamó a la población a que adquiera las flores en los mercados locales y tianguis, con el fin de impulsar a los pequeños comercios y a los agricultores que ponen los productos del campo a nuestro alcance.

De acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), de la producción total de flor de nochebuena obtenida en 2020, Morelos participó con seis millones 550 mil plantas; Michoacán con tres millones 895 mil; Ciudad de México, tres millones 652 mil; Puebla, dos millones 169 mil; Jalisco, un millón 733 mil; Estado de México, 830 mil, y Oaxaca, 17 mil.

En ese mismo año, en el estado de Morelos, los municipios de Cuernavaca y Yautepec, registraron tres millones 671 mil plantas, cifra que equivale al 19.5 por ciento del total nacional y más de la mitad de lo que se produce en la entidad, que representa el 56 por ciento, explicó la Sader.

Respecto a las exportaciones, informó que en 2020 México exportó esquejes y plantas de Nochebuena por un volumen de mil 255 kilogramos, con un valor de 19 mil 768 dólares.

La Sader señaló que la mayor parte de la producción y consumo de la flor (90 por ciento) es roja, 5.0 por ciento blanca o amarilla y el resto rosa, rosada o marmoleada.

Esta flor de herencia prehispánica es uno de los símbolos más utilizados para representar la Navidad. Su nombre en náhuatl es Cuetlaxóchitl, que significa “flor que se marchita”.

En la época colonial, explicó la Sader, los españoles bautizaron a esta flor como “Nochebuena”, debido a su aparición en diciembre. A partir del siglo XVII se convirtió en el símbolo de las fiestas decembrinas.

La nochebuena es originaria de México, aunque no necesariamente de un solo estado, pues también crece silvestre en Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Estado de México, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, lo que le da una diversidad genética que diferencia a las flores nativas de una región a otra.

Previous Alltech invita a ImPRESSive, Foro Global de Periodistas
Next Produce Pay analiza el contexto actual del mercado de limón

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *