Con cáscaras de huevo, frutas y verduras, puedes elaborar tu propio abono orgánico

Morelia, Michoacán. – Una de las actividades que puedes hacer en tu casa durante esta cuarentena es composta, la cual se puede elaborar con materiales y residuos de alimentos que tienes a la mano, sin hacer un gasto extra y que además entre sus ventajas está el que puede proporcionar nutrientes para tus plantas, jardín, árboles o pequeño huerto que puedas tener en tu patio.

Las cáscaras de huevo, residuos de verduras y frutas, así como de origen animal, como huesos, piel, carne o sangre; follaje, tallos frescos y hojas secas, son de los materiales que se pueden utilizar para hacer composta, pero que para su uso debes separar a la hora de cocinar de los productos inorgánicos, esto de acuerdo con información publicada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Entre las ventajas que hay por utilizar la composta hecha por ti, es que lo puedes «reutilizar» en tu huerto casero, el cual se puede montar sin importar el tamaño de tu hogar, platica Erendira Huazano Acevedo, quien es artista escénico, pero que desde hace aproximadamente dos años comenzó a elaborar su abono orgánico en su patio, con objetos que no son comunes para ello.

«Mi primera composta la hice en una cubeta de pintura. Lo que yo pongo al abono son todos los alimentos que cocino, por ejemplo cuando pelo una papa, o cocino huevo, trituró el cascarón y se lo pongo a las maceta; o que cortas las puntas de la calabaza, el ‘hueso’ del elote, la cáscara del mango o del plátano, sobre todo los residuos de frutas y verduras es de lo que hecho a la composta», compartió.

Erendira comenta que el espacio no es impedimento para poder comenzar con tu huerto casero y con ello hacer composta, ya que los nutrientes que se obtienen de este abono orgánico son útiles para las pequeñas plantas de ornato, así como las de chileo epazote.

«La composta es tierra que tiene más nutrientes, eso hace que las plantitas crezcan mejor, se vean más bonitas, si son frutales te dan más producto», destaca Erendira Huazano. Además, cuando se elabora una composta casera se contribuye a evitar la contaminación de suelos, aguas y atmósfera, según Semarnat, ya que se retiran los residuos orgánicos del medio ambiente.

¿Qué se necesita y cómo hacer composta? La Semarnat sugiere utilizar una bolsa, un bote de plástico o un depósito de cemento, malla de alambre, acero inoxidable o madera, como recipientes para preparar la composta para después proceder con los siguientes siete pasos en su elaboración:

Coloca una capa de paja de 30 cm de altura a lo largo de la cama y encima restos de jardinería, viruta o aserrín, desechos de hortalizas. Humedece profusamente.

Agrega una capa de 15 cm. de restos de comida o de jardinería. Humedece.

Añade una capa de entre 5 y 10 cm de estiércol desmenuzado y humedece.

Alterna otras capas iguales a las anteriores. Evita que la composta se seque para evitar invasión de ácaros, hormigas u otros animales, o que se moje en exceso porque proliferan los hongos y despide mal olor.

Voltea la composta a los 15 días y luego cada semana. Cuida que la temperatura se mantenga entre los 50 y 60 grados centígrados. Si no aumentó el calor, voltea nuevamente y agrega tierra, agua, estiércol o residuos verdes.

Mantén un equilibrio entre material verde y seco. Adiciona tierra para que los microorganismos aceleren el proceso. Una vez lista la composta, almacena en costales y guárdalos en un lugar seco hasta que los utilices para fertilizar tu huerto casero o tus macetas. 

Con información de: Mi Morelia

Previous ¿Sabes qué diferencias hay entre los alimentos eco, bio y orgánicos?
Next Productores de chinampas llevan alimentos orgánicos a tu casa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *