El control biológico de patógenos de plantas con microorganismos antagónicos, es una alternativa eficiente a los agroquímicos sintéticos para reducir las enfermedades durante el desarrollo de la planta, con beneficios hasta postcosecha que además reducen significativamente las pérdidas.

Por staff Altus Biotechnology*

Recientemente el uso de agroquímicos en los cultivos de berries se ha reducido con el fin de disminuir los residuos químicos, el impacto negativo sobre el medio ambiente y la resistencia de las poblaciones de diferentes agentes causales de plagas y enfermedades.

El control biológico de patógenos de plantas con microorganismos antagónicos, es una alternativa eficiente a los agroquímicos sintéticos para reducir las enfermedades durante el desarrollo de la planta, con beneficios hasta postcosecha que además reducen significativamente las pérdidas.

Entre los principales agentes de biocontrol encontramos Trichodermas, Bacillus subtillis, Bacillus amyloliquefacies, micorrizas, Bacillus thuringiensis, Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae. Trichodermas bacillus subtillis y Bacillus thuringiensis, han sido los primeros en llegar como una herramienta para control de plagas y enfermedades.

Hoy nos enfrentamos a grandes retos en la agricultura para producir y lograr satisfacer la demanda de alimentos en el mundo.

Uno de los principales retos es el cambio climático, el cual tiene un fuerte impacto en el comportamiento fisiológico de las plantas, sometiéndolas a un constante estrés y desgaste energético, reduciendo su capacidad genética para obtener los rendimientos esperados.

Además los microorganismos causantes de plagas y enfermedades evolucionan para ser tolerantes a estas condiciones adversas, con comportamientos más agresivos y de difícil control, con lo que han sabido llevar a su máximo potencial su instinto de supervivencia.

Si bien la naturaleza está evolucionando para mantener su permanencia en el mundo ante las consecuencias del cambio climático, ¿por qué nosotros no evolucionamos en lo que hacemos y/o aplicamos a nuestros cultivos?

Hoy en día la investigación se ha centrado en la utilización de herramientas biotecnológicas que contribuyan a tener plantas menos vulnerables y susceptibles, generando soluciones de biocontrol en berries a base de Streptomyces y compuestos naturales que puedan competir contra la agresividad y resistencia de los principales agentes causales de plagas y enfermedades, como trips, araña roja, pulgones Fusarium, Botritis cinérea, Podosphaera aphanises, Macrophomina phaseolina y Lasiodiplodia theobromae, por mencionar algunas.

Lee el artículo completo y descarga la revista totalmente gratis en: https://www.agroorganico.info/wp-content/uploads/2022/11/35_Agro_Organico.pdf

Previous Ensayos internacionales confirman que los bioestimulantes a base de algas marinas reducen en un 30% la fertilización química
Next Alimentos más caros y productores con menos ingresos