Puede medir la temperatura, la humedad y el pH de la tierra; se entierra y usa la materia orgánica presente como fuente de energía.

Barcelona, España. – El futuro sustentable de la agricultura pasa por innovaciones que funcionen con energías 100% verdes, que ayuden a reducir costos, contribuyan a la producción y eviten las instalaciones costosas, como el sensor biológico alimentado por la tierra desarrollado por Bioo.

El mercado de la tecnología verde y sustentable representará más de 122 millones de dólares en 2032 –unos 120 millones de euros– frente a los 13,2 millones de dólares de 2021, avanzando a un crecimiento anual del 22,4% entre los años 2022 y 2032, según los datos de un estudio de Future Market Insights,

Estas previsiones responden, entre otros factores, al incremento en el uso de nuevas tecnologías más eficientes como, por ejemplo, los sensores de identificación por radiofrecuencia sin batería. Dentro de este campo, la compañía Bioo ha desarrollado un sensor sostenible para la agricultura de precisión alimentado por la materia orgánica y los fertilizantes del suelo.

El sensor tiene microorganismos en su interior que degradan la materia orgánica que va ingresando en su interior por acción de la lluvia o el riego; al degradar el material en componentes más básicos libera energía que aprovecha para mantener en funcionamiento sus sensores.

Este sensor, que puede ser de humedad, de temperatura y de PH, permite evitar el uso de pilas químicas y sus reemplazos, así como las instalaciones más costosas y no 100% sustentables, como paneles solares, como han destacado desde el fondo de impacto positivo Seven Roots, inversor en el proyecto.

“La empresa Bioo pone sobre la mesa una nueva tecnología, que permite crear energía 100% verde, en sinergia absoluta con la naturaleza. De esta manera, ofrece una alternativa menos contaminante y más sostenible y beneficiosa en términos de producción, operación y mantenimiento”, señala la managing partner de Seven Roots, Sandra Rams.

La apuesta de la empresa Bioo es capaz de crear energía a partir de la naturaleza, utilizar plantas como interruptores biológicos y generar baterías biológicas a partir de sustancias orgánicas del suelo. Su aplicación se puede adaptar a diferentes escenarios y escalas.

En el sector Agritech, la compañía está instalando su sensor biológico capaz de alimentarse de forma autónoma con la tierra, lo que implica sustituir las baterías químicas convencionales por las baterías orgánicas de Bioo pudiendo generar hasta US$ 2000 millones de ahorro anual, “un ejemplo real de aplicar una solución sostenible que además regenera la naturaleza”, apunta Rams.

Con información de: Europa Press

Previous Localiza el Langebio genomas de cultivos estratégicos para México
Next México y EEUU anuncian avances en materia de inocuidad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *