El primer desarrollo de la empresa son las granjas Huvster, contenedores de barcos marítimos reciclados en donde se instala todo un sistema de hidroponía vertical

Redacción Agro Orgánico

(Foto: Verde Compacto)

Guanajuato, México. – Tras el freno de muchas actividades y los cambios generados por la COVID 19, surgieron algunas reflexiones sobre el tema pero también alternativas efectivas para afrontarla, sobre todo en países que no son productores de alimentos. En este contexto, la startup guanajuatense Verde Compacto, desarrolló una serie de soluciones para garantizar la seguridad alimentaria en el planeta de manera sostenible.

De acuerdo con información del gobierno estatal de Guanajuato, buscando optimizar los procesos agrícolas, los primos Jorge Lizarde y Juan Gabriel Succar decidieron emprender su primer negocio de fabricación de fertilizantes orgánicos en 2014. Ellos se dieron a la tarea de localizar a una empresa que los ayudará a aprovechar el gas de la composta y encontraron una dedicada al desarrollo de ecotecnias.

Al final, terminaron comercializando la tecnología de la empresa de ecotecnias pero en ese momento se dieron cuenta de las áreas de oportunidad que existían en el sector agrícola, como la agricultura indoor e hidroponía vertical.

Así, en 2016 surge Verde Compacto, incubando su proyecto en el Tec de Monterrey Campus León, con el firme objetivo de distribuir este tipo de innovación en México y Latinoamérica.

El primer desarrollo como empresa son unas granjas llamadas Huvster, mismas que se encuentran dentro de un contenedor de barco marítimo reciclado y en donde se instala todo un sistema de hidroponía vertical junto con sistemas de automatización para controlar el clima y todas las variables que puedan afectar a las plantas.

“En este contenedor de barco que más o menos mide 30 m2, se pueda producir lo equivalente a 5 mil metros cuadrados de por ejemplo lechuga al año; entonces prácticamente en 30 metros cuadrados estamos produciendo lo mismo que en media hectárea de lechuga al añoy tenemos cero desperdicio de agua, sin necesidad algo tóxico, y pues un contenedor prácticamente tú lo puedes instalar en cualquier parte del mundo.

Lo puedes instalar en un cajón de estacionamiento de un supermercado, dentro de un desarrollo urbano, inclusive en un rancho donde se está produciendo algo de alimento, entonces este contenedor es muy versátil. En tan poco espacio puedes producir una alta cantidad de comida y es lo que nosotros vendemos actualmente”.

Dentro de un contenedor, se pueden cosechar aproximadamente 3 mil lechugas cada 25 días. Actualmente, Verde Compacto ya ha exportado proyectos a la Polinesia Francesa y están terminando un proyecto para Centroamérica; durante la pandemia por COVID-19 lograron una alianza comercial con una empresa de Estados Unidos, para tener una oficina que atienda a la región de Norteamérica.

Asimismo, ya trabajan en proyectos para Holanda, Turquía, Singapur, Brasil, Colombia y Canadá, entre otros países.

Debido al confinamiento por la pandemia, actualmente los jóvenes emprendedores trabajan en un tour de realidad virtual para que los interesados en el proyecto puedan moverse como si estuvieran dentro del Huvster logrando una experiencia 360 inmersiva.

Se espera que la primera versión del tour esté listo a más tardar en septiembre de este 2020.

Más información:https://www.verdecompacto.com

Previous Destacan beneficios de la leche para fortalecer el sistema inmunológico
Next La contaminación amenaza a los polinizadores

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *