Agrupaciones de productores de México se unen para defender las exportaciones a Estados Unidos 

México. – La Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (Amhpac) junto a la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (Aphym) manifestaron su profunda preocupación y advirtieron del grave riesgo que corren miles de productores por acciones que podría tomar el Departamento de Comercio de los Estados Unidos a partir del 7 de mayo, fecha en que se les impondría una cuota compensatoria de 17.5% a las exportaciones, motivados por los competidores en Florida.

“El Departamento de Comercio de los Estados Unidos y nuestros competidores de Florida están tomando acciones que podrían tener un impacto devastador en nuestros negocios y en el empleo directo de más de 380 mil trabajadores agrícolas y sus familias, así como en casi otro millón mas de trabajadores en otras industrias y servicios relacionados que dependen de este sector y que se verían perjudicados de manera indirecta a través del gran efecto multiplicador que la producción y exportación de tomate tiene en las economías regionales”, comentó Rosario Antonio Beltrán, presidente del SPTN, durante una conferencia.

Los productores explicaron que son los mismos productores de Florida que trataron de imponer aranceles punitivos a las exportaciones mexicanas de tomate hace 5 años y están ahora de regreso. Y se trata de los mismos que han convencido al Depto. de Comercio para que termine un Acuerdo de Suspensión Antidumping que se firmó en el año de 1996.

Dicho Acuerdo ha funcionado bien para ambos países y ha traído estabilidad al mercado norteamericano de tomate por los últimos 22 años.

Agregaron que los productores de Florida buscan que el Departamento de Comercio imponga aranceles con el propósito de detener las importantes exportaciones de tomate de México y adueñarse del mercado por completo, poniendo a cientos de miles de trabajadores y sus familias en la calle.

“Si el Departamento de Comercio sigue adelante con su plan, el Acuerdo terminaría el 07 de mayo próximo y se impondría un arancel a las exportaciones mexicanas de tomate fresco, que junto con el aguacate, ocupan el primer lugar en la canasta de productos del campo que México aporta a ese importante mercado”, explicó por su parte Oscar Woltman, presidente de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, A.C.

Todos los representantes de la industria mexicana del tomate, nos hemos reunido con el Gobierno de México y les hemos advertido que este arancel prohibitivo, dejaría sin trabajo y sin sustento a cientos de miles de familias, y que ya es tiempo de que los Estados Unidos entiendan que el comercio internacional es una calle de dos sentidos; y que los acuerdos que como país hemos alcanzado recientemente, no solo son para beneficiar a los granjeros norteamericanos por sus enormes exportaciones a México de maíz, trigo, soya, carne de puerco etc., sino también para las exportaciones mexicanas de frutas y hortalizas a ese país, como el tomate.

“No podemos ver como nuestro país puede firmar el T-MEC con los Estados Unidos si no hay una historia de éxito para ambos en el comercio con ese país. Eso es completamente opuesto al espíritu del acuerdo comercial entre las tres naciones”, apunto Salvador García, presidente del Consejo Agrícola de Baja California, A.C.

A su vez, Mario Robles, director de la División de Hortalizas de Caades Sinaloa A.C. dijo que se le ha pedido al Gobierno Mexicano que haga saber a sus contrapartes en Estados Unidos que la industria del tomate y de las hortalizas en general, son tan importantes para México como las del maíz, soya, trigo, manzanas y carne para los Estados Unidos; y que de ser el caso, los Estados Unidos deberían esperar una acción igual en contra de los granjeros norteamericanos si tratan de aniquilar a nuestra industria.

La producción de Tomate Fresco en México se ha extendido materialmente a todas las regiones del país y es una industria madura que está tecnológicamente a la altura de las mejores del mundo. 

La imposición de aranceles afectaría también a las operaciones agrícolas ubicadas en las principales regiones de Sinaloa, Baja California, Jalisco, Sonora, Michoacán, Querétaro y Guanajuato. Miles de pequeños productores de Chiapas, Morelos, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo y Veracruz, que participan de la exportación a través de terceros, también podrían perder su único medio de subsistencia. Mas del 50% de la producción nacional procede de unidades menores a 2 hectáreas.

“Los productores mexicanos hemos presentado muchas ofertas al Depto. de Comercio para la renegociación del Acuerdo de Suspensión del Tomate. Esas propuestas han sido rechazadas por los productores de Florida quienes han tratado por décadas de frenar la participación mexicana, aún cuando sabemos que ellos han invertido millones de dólares en México en operaciones propias; pero además, como comercializadores, se han vuelto grandes importadores de tomate mexicano que lo requieren para satisfacer las exigencias de sus clientes”, afirmó Rosario Antonio Beltrán.

Finalmente, los productores hicieron un llamado a las autoridades del Gobierno de México a que se evite que Estados Unidos imponga aranceles a la exportación de tomate.

Con información de 24 Horas

Anterior Colima exporta plátano orgánico certificado
Siguiente HelpUsGreen: un ejemplo de sostenibilidad e inclusión social en India

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *