Los productores mexicanos enfrentan un “obstáculo intransitable” ante la exigencia de revisar la totalidad del fruto exportado

México. – El subsecretario para América del Norte de la cancillería mexicana, Jesús Seade, confió en que el Departamento de Comercio de E.E.U.U reitere su decisión de inspeccionar los camiones que cruzan la frontera con exportaciones de tomate mexicano, lo que permitirá alcanzar un nuevo acuerdo y eliminar el arancel de 17.5% impuesto desde mayo pasado.

“Si se retira esa condición, tenemos a la mano un nuevo acuerdo en el sector, en beneficio de los productores y consumidores de este producto (agrícola) en ambos países”, apuntó.

Los productores mexicanos, sostuvo, enfrentan un “obstáculo intransitable” ante la exigencia de revisar la totalidad de la hortaliza roja por calidad.

Remarcó que la medida es “irracional”, pues en 2018 el rechazo de tomates por calidad fue de 0.32% del total del volumen enviado.

Al respecto, el funcionario destacó, a través de su cuenta de Twitter, que la imposición también detendrá a más de 120 mil camiones de tomate que cada año buscan pasar al otro lado de la frontera.

“Esta medida es totalmente inaceptable para el gobierno mexicano, ya que constituye un claro obstáculo técnico al comercio”, afirmó Seade, quien se sumó a la negociación para apoyar a los productores nacionales.

Más allá de esos efectos negativos, indicó, la medida generará daños irreparables para las exportaciones mexicanas de tomate, producto del que dependen 1.5 millones de productores y servicios asociados, concluyó.

Con información de: Notimex

Anterior Xochimilco será participe en la feria ornamental más grande del mundo
Siguiente Programa de fertilizantes supera expectativas de apoyos en Guerrero

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *