La mosca puede adaptarse a cualquier clima y reproducirse fácilmente

Colima, México. – La mosca del Mediterráneo que fue detectada en el municipio de Manzanillo, es una grave amenaza para la fruticultura y la horticultura, ya que podría afectar a un sinfín de productos frutales y vegetales, más de 200, ya que se puede adaptar a cualquier clima, y reproducirse fácilmente. 

La hembra durante su vida pone un promedio de 300 huevecillos y cuando le favorecen las condiciones de ambiente y alimentación hasta 800.

Aunque la mosca no tiene la capacidad volar grandes distancias, supera las barreras geográficas pues se dispersa fácilmente a través de vehículos como avión, barco, tren o automóvil, turistas o fenómenos meteorológicos como huracanes y tormentas cuyos fuertes vientos movilizan plagas de un país a otro. 

Es el caso de la mosca del Mediterráneo que apareció por primera vez en África, y posteriormente se extendió a zonas de climas templados hasta llegar a América y luego a México. 

La Moscamed se reportó oficialmente en el continente americano en 1975 en Guatemala, y posteriormente, esta plaga tan invasiva, logró pasar fronteras y se instaló en México en 1977 en Tuxtla Chico, Municipio fronterizo con Guatemala, donde evidentemente los daños en la agricultura fueron catastróficos. 

En el país se consideraba erradicada esta plaga desde hace 35 años y desde entonces se hizo la declaración de México como zona libre, lo cual permite a los productores mexicanos ser campeones exportadores de hortalizas, plátano, mango, aguacate, guayabas y limones, entre otros.

Con información de Agencia Quadratín

Anterior Legisladora propone prohibir uso de pesticidas en la CDMX
Siguiente EU cobrará impuesto compensatorio al tomate mexicano

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *