El proyecto busca favorecer el desarrollo de sistemas de innovación agrícola de manera sustentable e incluyente

Redacción Agro Orgánico

Guanajuato, México. – Durante agosto pasado, en la región de Pénjamo, Guanajuato, el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) y la empresa Nestlé, presentaron el plan de desarrollo y capacitación del proyecto “Plan Maíz por México”, proyecto que busca apoyar a los agricultores de dicha región en la producción de granos de forma sustentable.

El proyecto combina la estrategia y visión del Cimmyt en materia de sustentabilidad agrícola con los principios de desarrollo de negocios y la estrategia de abastecimiento responsable de Nestlé.

La unión, busca influir positivamente en el ámbito local y, por favorecer el desarrollo de sistemas de innovación agrícola de manera sustentable e incluyente, se alinea con importantes inversiones del sector público y de otras organizaciones.

Entre las actividades incluidas en el proyecto están el mapeo de la cadena de valor del maíz y el trigo; el impulso a las relaciones inclusivas entre productores y agroindustrias; la ampliación de la red de proveedores de asistencia técnica, y el fortalecimiento de las capacidades de los técnicos.

Además de la investigación en materia de nutrición y calidad, así como la promoción de estos aspectos; y el desarrollo de un sistema para la captura y el análisis de indicadores para la toma de decisiones.

Cimmyt aseguró que el plan impulsa el desarrollo económico local y regional, permitiendo que -a través del desarrollo de capacidades- los productores tomen mejores decisiones en beneficio de sus cultivos.

“Las prácticas sustentables que el proyecto promueve permite a los productores reducir sus costos de producción, incrementar sus rendimientos y la calidad de su producción”, agregó la organización.

En este sentido, la sustentabilidad agroalimentaria por la que apuestan Nestlé y el Cimmyt añade valor a la producción local. Al mejorar los sistemas de producción, los consumidores pueden disponer de productos de mejor calidad, más nutritivos y producidos con innovaciones agrícolas que no sólo benefician a los productores, sino que favorecen al cuidado y la preservación de los recursos naturales.

“Un grano producido de forma sustentable implica y beneficia a todos”, concluyó el Cimmyt.

Anterior Protegen de plagas a cultivos de cítricos en sureste mexicano
Siguiente Buscan mejorar precios en mango michoacano por bajas ganancias

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *