El índice de precios de los cereales de la FAO disminuyó 6.4% respecto a julio

Redacción Agro Orgánico

Roma, Italia. – De acuerdo con el Índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) los precios mundiales de los alimentos bajaron en agosto, seguidos por la disminución de precios de los cereales básicos y el azúcar.

El informe publicado por la organización, hace un seguimiento de los cambios mensuales de los precios internacionales de los productos alimentarios comercializados habitualmente, los cuales registraron un promedio de 169,8 puntos en agosto de 2019, lo que supone un descenso del 1.1% respecto a julio.

En tanto los precios de los cereales disminuyeron 6.4% en relación al mes anterior. 

Los valores del maíz se redujeron notablemente debido a las expectativas de una cosecha mucho mayor de la esperada en los Estados Unidos de América, el mayor productor y exportador de maíz del mundo.

Los precios del trigo experimentaron también presión a la baja, reflejando las amplias disponibilidades de exportación; mientras que los del arroz subieron, debido a factores estacionales y a la preocupación por el impacto de la meteorología adversa en las cosechas de Tailandia.

Para la azúcar, los precios bajaron un 4.0% respecto a julio, debido sobre todo al debilitamiento del real brasileño, así como a las perspectivas de mayores envíos desde la India y México.

Sin embargo, la FAO reconoció que de acuerdo a su índice de precios productos como aceites vegetales, carne y productos lácteos han tenido aumentos significativos en el periodo antes mencionado.  

El índice de precios para los aceites vegetales subió un 5.9% en agosto, llegando a su nivel más alto de los últimos once meses. También subieron los precios del aceite de soja, en parte por unos volúmenes de molienda inferiores a los previstos en América del Norte.

Para la carne se registró un aumento de 0.5%, lo que supone un incremento del 12.3% con respecto a principios de año. La subida reflejó el alza de los precios internacionales de la carne de porcino, respaldados por la fuerte demanda de importaciones de China, donde la peste porcina africana redujo la producción interna.

El precio para los productos lácteos subió un 0,5% con respecto a julio, revirtiendo así las fuertes caídas registradas en los dos meses anteriores, al incrementarse las cotizaciones del queso, la leche desnatada en polvo y la leche entera en polvo.

Anterior México exportó 80.3% de aguacate a EU durante primer semestre
Siguiente Experto explica afectaciones por campos transgénicos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *