De no tomar medidas necesarias, más de un millón 300 mil hectáreas se pondrían en riesgo: CNPR

México. – Conocida científicamente como Ceratitis capitata, la mosca del Mediterráneo es una especie de insecto que, debido a su gran dispersión mundial, se convierte en una plaga que constantemente afecta el sector agrícola, generando pérdidas económicas millonarias.

Por ello la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) solicitó a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) acelerar protocolos técnicos y de coordinación con dependencias federales y gobiernos estatales para impedir que la Mosca del Mediterráneo invada zonas productoras de frutas y hortalizas.

El presidente de CNPR, Eduardo Orihuela Estefan, manifestó la preocupación de más de 250 mil productores de frutas tropicales y hortalizas, de café y cacao, ya que en tiempos recientes se han identificado especímenes de dicha plaga en estados de la republica cómo Manzanillo y Colima.

“De no tomar medidas necesarias, más de un millón 300 mil hectáreas se pondrían en riesgo”, alertó Orihuela Estefan. Dichas hectáreas representan un valor económico que supera los 120 mil millones de pesos, lo que afectaría no sólo a las exportaciones, sino que además alteraría los mercados nacionales con efectos negativos.

De acuerdo con la Sader, la presencia de esta plaga, se puede limitar y atacar por medio de especialistas del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de Sader, quienes ya conocen los procesos necesarios para combatirla.

Cabe destacar, que tiempo atrás México fue considerado un país modelo en cuanto al control y erradicación de este tipo de insectos que afectan al sector rural. Reconocimiento que fue posible gracias al uso de la energía atómica a favor de la humanidad, por la vía de la producción y esterilización en laboratorio de millones de insectos, para ser liberados masivamente en zonas y regiones dónde previamente se presentaban mayores repercusiones.

Entre las acciones en las que se encuentra trabajando México, con la colaboración de Estados Unidos, destacan la instalación de dos plantas de producción de insectos estériles: una para combate y control de la “Mosca del gusano barrenador del ganado”, que permitió su erradicación de México, y otra más para producir moscas estériles de la fruta, con el mismo propósito.

“La importancia de combatir, controlar y erradicar una plaga como la Mosca del Mediterráneo, se cifra en el valor de la producción nacional de frutas, hortalizas y productos agrícolas agroindustriales”, concluyó el presidente de CNPR.

Con información de La Jornada

Anterior Alimentos saludables para todos, objetivo de la FAO
Siguiente Sader lanza campaña contra plagas reglamentadas de los cítricos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *