En coordinación con una empresa especializada, ambos organismos propusieron modelos de almacenaje para apoyar a productores de autoconsumo, familiar y asociatividad

Redacción Agro Orgánico

Ciudad de México. – En coordinación con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) y empresas especializadas, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) trabaja en el diseño de prototipos para el manejo poscosecha y almacenamiento de granos de maíz, frijol, trigo y arroz, con capacidad de 150 kilos a una tonelada.

De acuerdo con la dependencia, los prototipos se enfocarán en la conservación de las cosechas de los pequeños productores, principalmente aquellos que se ubican en zonas vulnerables.

Respecto a los agricultores de menor escala, pero con producción excedentaria y bajo esquemas de asociatividad, la Sader explicó que el sistema de silos contará con una capacidad de entre dos y 10 toneladas de granos, lo que permitirá combatir el coyotaje al tiempo que los productores obtendrán mejores precios de venta, lo que hará más rentable la actividad.

Durante la reunión de trabajo para establecer esta iniciativa, el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula afirmó que una de las prioridades del gobierno de México es la creación y aplicación de modelos productivos sustentados en innovación y tecnología, así como mejores prácticas en los suelos, uso de semilla mejorada, extensionismo y conservación de granos.

Con base en lo anterior, agregó que los prototipos para el almacenamiento de granos serán evaluados para su manejo en el proceso de acopio de granos por el organismo Diconsa, a cargo de Seguridad Alimentaria Nacional (Segalmex).

Por su parte, el subsecretario de Agricultura, Miguel García Winder, y el coordinador general de Desarrollo Rural de la Sader, Salvador Fernández Rivera, precisaron que los modelos de almacenaje estarán orientados a apoyar la operatividad de tres grupos de productores: autoconsumo, familiar y asociatividad, con volúmenes de 150 kilos, una tonelada y más de 10 toneladas de granos.

En su oportunidad, el director global de Innovación Estratégica del Cimmyt, Bram Govaerts, señaló que de acuerdo con experiencias en las plataformas de investigación MasAgro, se ha detectado que los pequeños productores merman su cultivo entre 10 y 40 por ciento por mal manejo poscosecha e inadecuadas prácticas de secado y limpieza de grano.

Destacó que las tecnologías de poscosecha son una alternativa para proteger el grano y, sumado a estos esquemas de acopio, se contribuye a combatir el desarrollo de insectos, hongos y plagas en granos almacenados; además, ayudarán a conservar los parámetros de la calidad del producto, subrayó.

Anterior Científicos investigan hongos útiles para remediar suelos contaminados
Siguiente EEUU se quedaría sin aguacate por cierre de frontera con México

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *