El problema lleva 3 años sin disminuir y la obesidad sigue creciendo

Redacción Agro Orgánico

Nueva York. – El informe anual «El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el mundo”, presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), calcula que alrededor de 820 millones de personas carecían de alimentos suficientes para comer en 2018 -frente a 811 millones el año anterior-, el tercer año consecutivo en que esta cifra aumenta.

“Este dato pone de relieve el inmenso desafío que supone alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible del Hambre Cero (ODS 2) para 2030”, afirmó FAO durante la presentación del informe.

La organización asegura que el ritmo del progreso para reducir a la mitad el número de niños con retraso en el crecimiento y el de bebés nacidos con bajo peso al nacer es demasiado lento, lo que también hace que los objetivos de nutrición del ODS 2 estén más lejos de alcanzarse, según el estudio.

Sin embargo, a pesar de esta problemática, el sobrepeso y la obesidad siguen aumentando en todas las regiones, en especial entre los niños en edad escolar y los adultos. Según el informe en 2018, alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años tenían exceso de peso.

“Las probabilidades de padecer inseguridad alimentaria son mayores para las mujeres que para los hombres en todos los continentes, con la mayor diferencia en América Latina”, añadió.

El hambre está aumentando en muchos países en los que el crecimiento económico está estancado, en particular en los países de ingresos medianos y en los que dependen en gran medida del comercio internacional de productos básicos.

La desnutrición sigue prevaleciendo en varios continentes: África (casi el 20% de la población afectada), América Latina y el Caribe (menos del 7%) y Asia (más del 12%).

Asimismo, el informe de este año introdujo un nuevo indicador para medir dicha inseguridad alimentaria, estimando que más de 2,000 millones de personas, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos, no tienen acceso regular a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes.

Cabe destacar que el documento elaborado por la FAO contó con la asistencia del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Organismo de las Naciones Unidas Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Previous Precios de aguacate, jitomate, limón y cebolla aumentan en CDMX
Next Acuerdo entre México y Emiratos Árabes beneficiaría sector agroalimentario

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *