De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), de enero a septiembre de 2022 el valor de las exportaciones agroalimentarias de México fue el más alto reportado en 30 años.

Por redacción Agro Orgánico

México. – De enero a septiembre de 2022, la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial de México registró un superávit de cinco mil 278 millones de dólares, el cuarto mayor en 30 años, en términos monetarios, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Según cifras oficiales, durante los primeros meses del año las exportaciones agroalimentarias alcanzaron un máximo histórico de 37 mil 842 millones de dólares, lo que significó un aumento de 14.90 por ciento en relación con el mismo periodo de 2021, cuando sumaron 32 mil 934 millones de dólares.

Respecto a las importaciones, datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) señalan que estas alcanzaron un valor de 32 mil 564 millones de dólares en los primeros nueve meses del año.

El comercio agroalimentario de México con el mundo sumó 70 mil 406 millones de dólares en el periodo enero-septiembre, donde el 53.7 por ciento correspondió a las exportaciones del país.

Con base en lo anterior, la Sader destacó que la balanza agropecuaria y pesquera presentó un saldo positivo de 144 millones de dólares, con exportaciones por 16 mil 042 millones de dólares e importaciones por 15 mil 898 millones de dólares.

De acuerdo con la dependencia, las bebidas, frutas y hortalizas fueron los principales productos de exportación, al concentrar el 60 por ciento, con el 23, 19 y 18 por ciento de participación, respectivamente.

Asimismo, los productos agroalimentarios mexicanos con el mayor valor de exportación fueron: cerveza, con cuatro mil 591 millones de dólares; tequila y mezcal, tres mil 273 millones de dólares; aguacate, dos mil 733 millones de dólares; tomate fresco o refrigerado, mil 907 millones de dólares, y productos de panadería, mil 712 millones de dólares.

Por otra parte, el 57 por ciento de las importaciones se concentró en cuatro grupos: cereales con 21 por ciento; semillas y frutos oleaginosos, 15 por ciento; cárnicos, 14 por ciento, y lácteos, huevo y miel, siete por ciento.

Previous Crisis de los fertilizantes, oportunidad para los bioinsumos orgánicos
Next Inicia vacunación contra influenza aviar AH5N1