Brinda una protección integral de los cultivos con un perfil ambiental favorable, resistencia al lavado por lluvia y control eficaz preventivo y curativo. Con una formulación lista para usarse, se obtiene una protección integral de la planta cubriendo un amplio espectro de acción en todo el ciclo de vida del patógeno.

Astrid Rivera

Para combatir las principales plagas de hortalizas se desarrolló un fungicida que aplica una tecnología con un modo de acción más diferenciado, sin causar daños al medio ambiente y resistente a la lluvia.

Dentro de los patógenos que más afectan a las hortalizas se encuentra el mildiu velloso. El mildu se ve favorecido por una alta humedad relativa por lo que se desarrolla tanto en climas templados como tropicales. Es una enfermedad que puede ocasionar importantes pérdidas en cultivos, independientemente de si son cultivadas al aire libre o protegidas. Mildiu se identifica porque en el haz de las hojas se observan manchas irregulares, amarillas y por el envés se nota un crecimiento velloso, muy perceptible de color púrpura que provoca el secado de las hojas.

Por su parte, el tizón tardío, es la enfermedad más seria en afectación al cultivo de papa y tomate en el mundo. Este hongo se deposita en hojas, tallos y tubérculos; el clima frío y húmedo favorece el desarrollo de esta enfermedad, y se dispersa rápidamente pudiendo abarcar grandes superficies con una nueva infección.

Ante la importancia de estas enfermedades, Corteva Agriscience trabajó en la investigación de nuevos ingredientes activos que, de manera integral, pudieran brindar soluciones para las afectaciones de las hortalizas. Hace cinco años, la solución de Zorvec llegó para generar un impacto positivo, en cuanto a plan de manejo de Oomicetos, también conocidos como «mohos acuáticos», son un grupo de varios cientos de organismos que incluyen algunos de los patógenos más devastadores.

El nuevo fungicida ataca todas las etapas de desarrollo de oomycetos. También proporciona beneficios para la salud de la planta, mejorando la producción de hojas y brindando protección por un periodo más prolongado. Su modo de acción múltiple (sistémico, translaminar y contacto) con un diferenciado mecanismo de larga duración en la planta y resistente a la lluvia, da como resultado una protección sobresaliente de la planta.

Este producto contiene ingredientes activos con un favorable perfil toxicológico, mediante los cuales se controlan los patógenos en todas las etapas de su ciclo de vida; además tiene alta resistencia al lavado por lluvia, por su rápida penetración y gran adherencia en los tejidos vegetales.

Previous Firmas de fertilizantes orgánicos buscan más presencia en el mercado
Next Desarrollan empaques con restos orgánicos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *